2015-04-17 10:04 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Suárez admite que conoce lo que es pasar hambre



El delantero uruguayo del Barcelona, Luis Suárez, se ha sincerado en un programa de televisión especial dedicado a su vida y la de su pareja, Sofía, antes de que el crack del Barça se convirtiera en un jugador famoso. En dicho programa emitido en la cadena ‘Canal 10’ de Uruguay, Suárez explica los problemas que tuve de joven.

Luis Suárez ha explicado cómo vivió el día que Sofía y su familia se tuvieron que marchar a Barcelona, comentando que "Cuando Sofía me dijo que se iba a Barcelona fue muy complicado, para ellos como familia y para mí por lo importante que era ella. Por mi situación económica me era imposible volver a verla. Éramos una pareja adolescente que se iba a separar. La noche antes de marchar, lloramos los dos toda la noche. El día que ella se marchó yo tenía partido, pero solo podía estar en la cama llorando y mirando los cuadernos que ella me había dejado. Tuvo que venir mi hermano para que me levantase y fuese a jugar".



El crack uruguayo del Barcelona viajó hasta la ciudad condal para ver a su novia Sofía cuando sólo tenía 16 años, Suárez ha explicado que "Conseguí un pasaje para Barcelona y no tenía plata para venir. Fue mi hermano grande quien me dio algo de dinero. Me dio 70 dólares que eran unos 40 u 50 euros. El viaje fue largo. Me perdí, me detuvieron en la aduana... Tenía 16 años. No traía ninguna dirección, no traía nada. Venía con una camisa blanca y me empezó a salir sangre de la nariz. Sofía, mi novia, me esperaba en el aeropuerto pero hacía más de dos horas que había llegado el vuelo y yo no salía. Estaba detenido y no sabía por qué. Me dijeron que no llevaba ninguna dirección a donde ir ni nada. Les explicaba que venía a ver a mi novia, que había venido a vivir acá. Entonces me preguntaban con quien vivía mi novia. Les dije que con sus padres. Me preguntaron qué venía a hacer y dije que a pasear. En el avión había visto que había montañas y playa y les dije que había venido a visitar montañas y playas. Me abrieron la valija para revisarla y una tía suya me había enviado un paquete para un familiar y llevaba un número de teléfono y la dirección. Tuve una suerte bárbara. Hacía 3 o 4 horas que había llegado y llamaron al padre de mi novia, que estaba trabajando. A partir de ahí llamaron a su madre y todo se arregló. Pero lo de mi novia fue peor. El aeropuerto de Barcelona tenía tres o cuatro terminales, yo salí por una y ella ya se las había recorrido todas buscando a ver dónde estaba Luisito. Hasta que aparecí, con mi camisa blanca y la mancha de sangre"

Por último, Luis Suárez ha explicado las historias que hacía para conseguir comida, comentando que "En mi casa faltaba de todo. Pero nunca me faltó un plato de comida, es cierto, pero no me avergüenzo de decir que con 11, 12 o 13 años me iba a cuidar autos con mi abuelo para tratar de llevar algo de plata a mi casa. Mi madre no me dejaba, pero la mentía diciendo que iba a casa de un amigo o algo así. Con 10 años mi madre trabajaba en el shoping y yo iba a buscar la propina que le dejaban y mientras mi padre o un hermano cocinaban, yo me iba a hacer las compras. Esas cosas me hacen recordar el sacrificio que hice para poder jugar a fútbol. Por eso ahora lo valoro todo mucho más y no me avergüenza explicar las cosas que hacía para tener un plato de comida".


Deja tu Comentario