2016-01-18 14:01 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Suárez no era el "9" que quería fichar Zubizarreta



Lo ha desvelado el propio Andoni Zubizarreta en una entrevista concedida al diario Marca: Luis Suárez no era el delantero centro que perseguía el FC Barcelona. El delantero uruguayo acabó vistiendo de azulgrana porque falló la primera opción, que era el Kun Agüero, que hubiera llegado con la bendición de Leo Messi. De cualquier forma, aunque finalmente no llegó su paisano y amigo, Leo está encantado con Suárez, con quien mantiene un entendimiento casi perfecto en el campo y también fuera de él, dado que suelen salir a menudo por la noche a compartir veladas con sus parejas. Zubizarreta, el antiguo director deportivo del FC Barcelona, admite en la citada entrevista que Suárez era el Plan B. Y el Barça recurrió porque el Manchester City se negó con rotundidad a poner en venta a su delantero estrella.   "Luis Suárez no era la primera opción -ha dicho Zubizarreta- En invierno nos planteamos el fichaje de Agüero. Aquello no salió. En esta situación, no había duda: Luis Suárez era nuestro único objetivo. Durante el proceso de negociación se produjo el incidente con Chiellini. El asunto produjo un movimiento de duda en muchos de los clubes que le pretendían. Se cuestionaba su carácter y no se sabía la gravedad de la sanción. Pensé que era el momento de acelerar los trámites del fichaje”.   En la misma entrevista, Zubizarreta lamenta la fama de vago que le crearon entre los aficionados barcelonistas ciertas parodias del programa Crackovia que calaron entre la afición: “La única crítica que me dolió fueron los comentarios y las parodias de que Zubizarreta no trabajaba. Otra cosa no hicimos, pero nos entregamos en cuerpo y alma a nuestro trabajo”. También descubre lo mal que lo pasó en las horas posteriores a su cese: “Me sentí solo, señalado. También recuerdo con agradecimiento las palabras de Xavi. Y es verdad que el club nos invitó a la final de Copa con el Athletic y a la de Berlín contra la Juve. Pero preferí no ir”. Y admite que su gran fracaso como director deportivo del FC Barcelona fue no conseguir la continuidad de Guardiola, con quien confiesa que no se habla: “Uno de mis retos era conseguir que Pep siguiera en el Barça. Reconozco que una de mis derrotas, quizá la mayor, es que Guardiola no continuara en el Barça. Suelo decir que es una amistad que se ha quedado en un paréntesis. Si ahora está abierto, sería bueno cerrarlo en algún momento de la vida. No hemos hablado desde entonces, me duele decirlo”. Y sobre la elección de Luis Enrique como técnico del Barça ha dicho: “Necesitábamos un entrenador que añadiera energía a un vestuario sometido a problemas muy duros, como la muerte de Tito Vilanova. Luis Enrique tenía la ventaja de conocer muy bien al club y a la cantera”.

Deja tu Comentario