2014-05-16 21:05 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid humilla al Barça y se planta en la final (62-100)



El Real Madrid firmó una tarde-noche histórica clasificándose para la final dándole al Barça el mayor correctivo de su historia en la Euroliga (62-100). Los blancos se repusieron de un mal inicio y en la segunda mitad arrollaron (25-55) con un Sergio Rodríguez (21 puntos en 20 minutos) y un Nikola Mirotic sensacionales.

El conjunto blanco comenzó realmente mal el partido, sin apenas acierto en el tiro y sin controlar el rebote. El Barça pronto abrió brecha (13-6) pero Pablo Laso reaccionó rápido y puso sobre la pista al MVP de la Euroliga y Sergio Rodríguez se encargó de cambiar la dinámica. Nada más entrar llegó la primera asistencia del Real Madrid y llegaron dos canastas consecutivas que provocaron que Xavi Pascual tuviera que pedir un tiempo muerto (13-12).



Tras ese primer tiempo muerto azulgrana, OIeson salió con un triple y Rudy Fernández continuaba fallón (0 de 3). Pero Mirotic mantenía el partido con 8 de los primeros 16 puntos de su equipo y el Barça poco a poco se iba bloqueando debido a los contínuos fallos desde la línea de personal. El primer cuarto se acabó con igual (20-20) pero con buenas sensaciones madridistas.

El segundo cuarto fue plenamente blanco y se inició de la mejor manera con la primera canasta de Rudy Fernández. Sergio Rodríguez con un triple se presentaba también de gran manera en el segundo cuarto (20-27) y el Barça entraba en deriva tras una antideportiva de Papanikolau. El Madrid aprovechó ese mal momento azulgrana para imponer la máxima diferencia hasta el momento (20-31). Tras cinco minutos sin anotar, Xavi Pascual tuvo que pedir tiempo muerto para parar la sangría madridista.

Juan Carlos Navarro marcó su primer tiro tras el parón y el partido entró en un intercambio de canastas que no acababa de molestar a los de Pablo Laso que mantenían la diferencia devolviendo todas las canastas azulgranas. De hecho, llegaron a poner 13 puntos arriba a un minuto del descanso, pero un último arreón azulgrana dejaba el marcador 37-45 al descanso.



El tercer cuarto fue inmejorable para el Real Madrid y desde la línea de 6,75 acabaron de matar al Real Madrid. El conjunto blanco fue devolviendo paulatinamente la humillación de la semana pasada. Los triples de Darden, Sergio Rodríguez y Boroussis masacraron a un Barça totalmente zombie. Xavi Pascual pidió un tiempo muerto en busca de responder pero tras él Sergio Rodríguez con un triple y dos contraataques puso el partido en el bolsillo madridista. Mirotic con un triple finiquitaba un tercer cuarto en que el Madrid pasó por encima con solvencia.11-28 de parcial y 48-73 para acabar el cuarto.

El último cuarto fue un auténtico festival blanco. Darden ponía un +36, 52-88, para empezar el cuarto con un 4-15 de parcial. La fiesta blanca estaba en las gradas y los blancos se divertían martilleando a triples a un Barça desconocido. El final de partido dio la posibilidad a Laso para darle minutos incluso al canterano Diez. Los azulgranas, con las caras bajas, pedían la finalización del encuentro, la claudicación era clara, los blancos están a un paso de ser los mejores de Europa. 


Deja tu Comentario