2017-03-02 07:03 FC Barcelona Por: Administrador

El Madrid salva otro punto con otro flagrante fuera de juego



Anoche volvió a pasar. El Real Madrid logró arreglar en la medida que pudo un partido horroroso que tenía cuesta arriba a cinco minutos del final, y lo consiguió de nuevo gracias a las ayudas arbitrales. El 3-3 final que lució el marcador del Bernabéu escondió algo que pocos pasaron por alto: el baño de fútbol de Las Palmas, que tomaron el coliseo merengue y dio un buen meneo a los de Zidane. Pero el jugador número 12 de los blancos supo aparecer cuando Florentino le necesitaba. Y lo cierto es que no tardó en hacerlo. Todavía no se habían jugado ni diez minutos de partido cuando Isco recibió un balón y marcó después de encarar a Javi Varas. Sin embargo, el malagueño partió de una posición ilegal para desmarcarse. Un fuera de juego que ni Fernández Borbalán ni sus asistentes se atrevieron a pitar.

El empujoncito final del árbitro al Real Madrid

Pero Las Palmas no se acobardó, y prácticamente en la siguiente jugada empató y después del descanso marcó el segundo y el tercero. En los instantes finales, con un Madrid volcado al ataque, los colegiados volvieron a ayudar a los blancos. El asistente del árbitro principal señaló en apenas tres minutos un penalti que transformó Cristiano y un córner inexistente que permitió trenzar la jugada del 3-3.  El resultado fue el de un empate de nuevo cosechado gracias a los favores arbitrales, y que muchos madridistas han utilizado para intentar tapar un juego horroroso por parte de los de Zidane, que fueron vapuleados.

Deja tu Comentario