2016-03-08 10:03 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid se enfrentará hoy a dos de sus jugadores pretendidos



El Real Madrid vuelve hoy a su competición favorita con una consigna más que clara: certificar cuanto antes el pase a los cuartos de final de Champions. Los de Zidane cuentan con la comodidad del 0-2 cosechado hace unas semanas en el Olímpico de Roma y buscarán encarrilar definitivamente la eliminatoria cuanto antes mejor. Aun así, el técnico merengue no se fía de la calidad de los plantilla romanista, que cuenta con dos jugadores pretendidos por Florentino Pérez. Los 'giallorossi' Pjanic y Nainggolan visitarán hoy el Santiago Bernabéu para intentar dar la vuelta a la eliminatoria, que tiene un fuerte color blanco. El presidente blanco aprovechará el partido para evaluar la progresión de ambos, que gustan mucho en la zona noble del club merengue y que podrían llegar como traspasados a Chamartín en verano. Lo cierto es que el Real Madrid ya envió a emisarios al Olímpico de Roma el pasado viernes para valorar la calidad de los futbolistas pretendidos. Según ha avanzado el medio italiano 'Repubblica' tanto el jugador bosnio como el belga tienen bastantes números de recalar en el Bernabéu después de convencer a Florentino.

James e Isco, en jaque

Dicho medio también recalca que la llegada de ambos jugadores a Madrid implicaría la salida de James Rodríguez o Isco. Mientras que Pjanic podría sustituir a uno de los dos centrocampistas, Nainggolan podría reforzar el centro del campo en dos operaciones aparentemente fáciles para el club merengue, que ya sabe el precio que debería pagar por ellos. En el caso de Pjanic, el Madrid podría negociar un traspaso para evitar el pago directo de la cláusula de rescisión, que oscila entre los 40 y los 45 millones de euros. Una operación que facilitaría la salida de uno de los centrocampistas merengues. En lo que respecta a Nainggolan, el club blanco cuenta con competencia: el PSG ofreció 35 millones por el centrocampista, y Florentino debería maniobrar para que no saliera demasiado caro.

Deja tu Comentario