2016-04-14 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid también falló la organización del Barça



Empezó a rodar el balón en el césped del Calderón y el Barça no salió en igualdad de condiciones. Los jugadores de Luis Enrique estaban más tiempo en el suelo que jugando al fútbol. Cada dos por tres se resbalaban sobre el césped, dejando clara la falta de preparación y organización que hubo por parte del staff técnico. No fue casualidad que los jugadores del Atlético no se resbalaran ni una sola vez y los del Barça sí. A eso se le llama falta de previsión y de atención. ¿De qué sirve entonces el calentamiento previo? Si los jugadores saltan al verde y notan que algo va mal, se debe informar y rápidamente cambiar las botas por otras que tengan los tacos adecuados para adaptarse mejor a la superficie donde se va a jugar. Salieron a calentar y nadie cayó en la cuenta de que el césped estaba húmedo. La organización no estuvo a la altura, incluso desde los días antes al encuentro.

El Barça paga cara su prepotencia

Los azulgranas pasaron olímpicamente el día anterior al encuentro de entrenar en el propio Calderón, como le permitía hacer la UEFA. Prefirieron ahorrarse un esfuerzo que luego no se vio reflejado en el campo. Además, ya van unas cuantas veces que pasan este tipo de cosas, lo que evidencia que la organización del club deja mucho que desear, pues es inadmisible que, cada dos por tres, jugadores de talla mundial acaben por los suelos por no estar pendientes de cómo está el césped. Hasta en organización ganó le pasó por encima el Atlético de Madrid ayer al Barça.

Deja tu Comentario