2016-10-30 12:10 Real Madrid Por: Administrador

El mal perder de Pellegrino, educado con los valores del Barça



Carlos Muñiz Suena a cómico que después de un inapelable 1-4, el perdedor le eche la culpa de la derrota al árbitro. El Real Madrid le dio un baño de juego al Alavés ayer en Mendizorroza. Tanto en el apartado táctico y técnico como en el físico. El Madrid anotó cuatro goles, pero pudo endosarle al Alavés una docena con un poco más de fortuna. Sin embargo, para el técnico del Alavés, Mauricio Pellegrino, el árbitro fue el causante de la derrota del Alavés. Será por las secuelas que ha dejado en él su paso por el Barça como futbolista. Y si no es así, lo parece. Pero Pellegrino se ha contagiado del victimismo los lloriqueos que suelen utilizarse en el Camp Nou cuando los resultados se le tuercen. Y la prueba, lo que está sucediendo ahora con el club culé peleado con el mundo entero: FIFA, UEFA, Federación y Liga de Fútbol Profesional. Pellegrini ha echado mano del peor de los repertorios que utiliza el Barça para justificar sus fracasos y lloriqueó ante los medios de comunicación tratando de restar validez al triunfo claro y limpio del Real Madrid en Vitoria. Así ha resumido Pellegrini, a su manera, el brillante triunfo del Real Madrid ante el Alavés: "Creo que sobre todo en el primer tiempo nos fuimos con 1-2, con el penalti, y en la segunda tuvimos el empate, pero acabaron ellos jugando cómodos y teníamos muchos jugadores ya amonestados y tuvimos que frenar en la presión. Los dos últimos goles ya fueron con el partido roto, creo que competimos bastante bien y el resultado no refleja lo que se vio en el partido. El fútbol es efectividad, pero nos quedamos con lo que hemos hecho bien. Es difícil mantener la calma para ver un fútbol mejor, pero cuando hay hechos que te cambian el desarrollo del partido... siempre entiendo la presión a la que están sometidos los árbitros y sé que no es fácil, pero la competición es ya desigual, y si hay ciertas decisiones que también, es complicado mantener la compostura cuando te juegas tanto. Hay que aprender a competir con eso. Nos jugamos mucho y trata uno de tener calma. He respirado varias veces en el pasillo para pasar página, pero no es fácil. El Madrid no necesita tanto para hacerte daño, en jugadas aisladas te rompe el partido porque son jugadores de grandísimo nivel. Las nuestras pegaron al portero y las suyas han entrado." Y sobre su expulsión ha comentado: "Dije que era saque de banda para nosotros y me expulsó por eso."  

Deja tu Comentario