2013-09-29 11:09 FC Barcelona Por: Administrador

Mañana presentan una moción de censura contra Rosell



Joan Tubau

El Barça es así de autodestructivo, como admitía el propio presidente Rosell hace unos días. Justo después de que el primer equipo haya protagonizado el mejor arranque liguero de la historia, en un momento de felicidad blaugrana que se suma a las miserias que deja el Real Madrid al descubierto, a un grupo de socios del FC Barcelona se le ha ocurrido lanzar una moción de censura contra Rosell y sus vicepresidentes.



Se agrupan bajo una denominación, "Consulta Barça", y son personas afines a Joan Laporta y a todo lo que el ex presidente representa. Tres años alejados del poder es ya demasiado tiempo y Laporta anima a sus cachorros a que enturbien el excelente momento que está viviendo el FC Barcelona, tanto a nivel deportivo como económico. Les interesa que la pelota no entre. Pero entra. Y entra más que nunca. Aún así, no pueden esperar. Tienen prisa y necesitan iniciar su política de desgaste contra el presidente para que llegue a las elecciones de 2016 tocado.

Es también la respuesta a la moción de censura que organizó y ganó Oriol Giral contra Laporta consiguiendo el 60% de los votos de los socios favorables. No logró obligar a Laporta a marchar porque los estatutos exigían un 66%, pero ni siquiera ese resultado sirvió para hacer recapacitar a Laporta, que respondió con espionajes, uso indiscriminado de la visa, viajes y más viajes, la tontería de un Barça en Miami y sus tratos oscuros con Uzbekistán.

Entonces, en la moción de Giralt, la situación deportiva y económica del club era caótica. Nada que ver con el panorama actual. La presentación de esta moción recuerda mucho a la que Laporta, como líder del Elefant Blau, planteó contra Núñez tres meses después de perder unas elecciones de manera aplastante. No aceptó la tradición democrática de asumir el resultado de las urnas y volvió a estrellarse con la moción.



Ahora estamos ante una nueva moción, con el Barça líder, con Messi y Neymar en la plantilla, con la situación económica controlada. Se hacen llamar "Consulta Barça". En realidad no consultan a nadie más que a Laporta. Resulta curioso que los motivos de la moción sean que no gusta el patrocinio de Qatar, el mejor pagado de la historia del fútbol. ¿Serán capaces ellos de aportar a alguien que pague más? ¿El sponsor chino que prometió Laporta y que nunca llegó, por ejemplo?

Otro motivo es la Grada de Animación que jamás se ha puesto en funcionamiento. Y el tercero el trato a Abidal. Los técnicos deciden que para su demarcación prefieren a Jordi Alba, Adriano y Montoya, más jóvenes y con mayor proyección, y le dan la carta de libertad para que siga jugando a sus 34 años donde quiera mientras que se le ofrece un cargo simbólico en el staff del club para cobrar de por vida del Barça cuando se retire. ¿Eso es motivo de una moción de censura?

Ahora ya no se llaman "Elefant Blau". Son "Consulta Barça". Adelante con los faroles, pero cuando pierdan su iniciativa -si es que consiguen las firmas- que dejen en paz al Barça y no enturbien más el momento de felicidad que vive el club. El enemigo tiene que estar en Madrid, no en casa.


Deja tu Comentario