2012-06-09 23:06 FC Barcelona Por: Administrador

Marcelo se comporta con Brasil como si estuviera en el Madrid



A Marcelo no le debió sentar bien que Messi le metiera tres goles a su equipo. Tampoco le debió sorprender porque hace unos días se atrevió a decir que Leo es el mejor futbolista del mundo. Luego le obligaron a rectificar, pero esta tarde, en New Jersey, lo ha podido comprobar y sufrir en sus propias carnes. Y como ya viene siendo habitual en él, Marcelo no encajó bien la derrota y protagonizó una tangana al final del partido en la que resultaron expulsados Lavezzi y él.

Nada nuevo en la viña del señor. No es novedad que Marcelo sea expulsado en los últimos compases de un partido que está perdiendo. Recientemente lo vimos en la final de la Supercopa en el Camp Nou, cuando el Barcelona se alzó con el título y el Real Madrid, en una clara demostración de antideportividad, abandonó el terreno de juego para no ser testigo de la entrega del trofeo. Ese día, en la última jugada del partido, una entrada criminal de Marcelo sobre Cesc propició su expulsión y una tangana monumental que acabó con dos expulsiones más, Villa y Özil, y la ya tristemente famosa cobarde agresión por la espalda de Mourinho a Tito Vilanova.



Marcelo no cambia y sigue las directrices que marca el dedo de Mourinho, cuya huella también perjudica a la selección brasileña. Afortunadamente, a Menezes no se le ocurrió meterle el dedo en el ojo a ningún miembro del cuerpo técnico de Argentina.


Deja tu Comentario