2016-09-05 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

El marrón que se le presenta a Zidane



Zidane recupera efectivos tras el parón de selecciones. El grueso de la enfermería blanca se vacía, lo que mete en un auténtico marrón al técnico francés. Lo que en otras circunstancias se catalogaría como un ‘bendito problema’ es ahora un lío en el Real Madrid. Porque con el regreso de Cristiano Ronaldo, Benzema y Pepe empiezan los problemas para confeccionar el once. Ahora que Asensio y Morata están en su mejor momento y responden a lo que les pide el entrenador con grandes actuaciones, se verán relegados al banquillo. Es un hecho, porque con Zidane los nuevos no van a jugar. Se habla mucho estos días por la capital de la ilusión que despiertan jugadores jóvenes como Marco Asensio o la vuelta del canterano Morata. Comentan que La Fábrica está de vuelta, que incluso el Madrid ahora usa a más canteranos que el Barça y que incluso domina la selección, pues se ha españolizado con Lucas Vázquez y los anteriores jugadores citados. Pero todo eso se irá al garete la próxima jornada. Cristiano Ronaldo y Benzema les cerrarán la puerta a todos ellos. Los cracks están de vuelta y para quedarse durante mucho tiempo.

Ni jóvenes ni españoles para Zidane

El francés tiene fama de no casarse con nadie y usar la meritocracia, es decir, poner a jugar a los que hagan más méritos en el entrenamiento. Pero ante la vuelta al completo de la BBC, no tomará medidas drásticas. No dejará en el banquillo a los cracks para poner a Lucas, Morata o Asensio. Los españoles desaparecerán del once titular, y el Real Madrid seguirá jugando con dos españoles, Ramos y Carvajal, a pesar del ruido levantado en los últimos meses. Si Zidane opta por seguir como hasta ahora, las estrellas acabarían mosqueadas. El francés tiene un auténtico marrón ahora mismo, aunque la decisión final parece obvia: prescindir de los nuevos.




Deja tu Comentario