2013-11-28 14:11 FC Barcelona Por: Administrador

Martino estalla contra sus jugadores y exige una reacción inmediata



Joan Tubau

El Tata Martino entró furioso y con el rostro desencajado en el vestuario en el descanso del Ajax-Barcelona y abroncó por primera vez desde que está en el Barça a sus jugadores, que conocieron la cara B de un técnico que hasta ahora sólo estaba acostumbrado a la inercia de las victorias. Sport se atreve a decir que "fue una charla de esas que dejan huella y marcan un antes y un después en las relaciones entre el cuerpo técnico y la plantilla". Según esa misma fuente, Martino les dijo en el descanso, tras la calamitosa primera parte ante el Ajax: "Todos los equipos podemos perder un encuentro, pero jamás de esta manera". Nadie respondió. Mundo Deportivo añade que dijo: "No podemos salir al campo relajados, no se puede dar esta imagen". Y Martino finiquitó la charla con un "¡Espabilad!", esperando una reacción en la segunda mitad, que no llegó, aunque la imagen del equipo fue otra.



Luego en la rueda de prensa justificó su enfado ante lo que vio en el terreno de juego: "Mis equipos no hacen el ridículo". Los jugadores están descubriendo la faceta dura de su entrenador, de ahí que pueda entenderse que el discurso de todos los jugadores tras el partido fuera el de asumir las culpas de la derrota y admitir que había faltado intensidad. Martino ha venido a Barcelona a ganar y a dar espectáculo. Y no le importará sacar el látigo si no se dan ambas premisas. De entrada sacó del campo en Ámsterdam a Puyol, Xavi y Cesc. Tres pesos pesados de la plantilla. No fue por casualidad que los señalados fueran ellos tres. Fue un aviso para navegantes y la confirmación de que no se casa con nadie, por muy glorioso que sea su pasado. Tampoco es irrelevante que para solucionar el caos echara mano de tres juniors: Sergi Roberto, Adama y Patric.

El Tata ha encajado mal su primer tropiezo y no quiere que vuelva a repetirse.


Deja tu Comentario