2015-07-05 10:07 FC Barcelona Por: Administrador

Mascherano acabó desolado, llorando y clamando al cielo



Jarno de Luca

"Es un Karma. No encuentro explicación. Quiero disfrutar con esta camiseta pero me toca sufrir", dijo el jugador de la albiceleste. Javier Mascherano se fue de Santiago de Chile con muchas lágrimas en los ojos y una pregunta que le ronda la cabeza: ¿Dejará la selección tras la derrota ante Chile?. A pesar de ello afirmó que "no es un dí para hacer cuestionamientos sino para reflexionar.



Pues que reflexione uno de los mejores jugadores de esta Copa América y que decida por su bien y por el bien del Barça. Pues un Mascherano liberado de su selección sería mucho mejor para su club, ya que lo tendría mucho más fresco y con la cabeza sólo pensando en blaugrana. 

La impotencia de no poder vencer con Argentina está haciendo mella en él, pues ha sido protagonista de las tres última Copa America de Argentina donde los sudamericanos no han podido recuperar el cetro perdido tras 1993. "En lo personal no le encuentro maneras de describirlo. Quizás soy yo. Ojalá que en el futuro Argentina pueda ganar. Me ha tocado. Lo hablé con Carlitos. Tres finales de Copa América. Perdí las tres. No le puedo encontrar una explicación. Tanto en la primera, como en ésta, estuvimos cerca", afirmó un Masche que no descartaba dejar el combinado argentino.

Sobre su futuro se mostró cauto aunque dolido por la derrota. "Soy uno de los más grandes. Habrá que hacerse cargo. Muchas gracias por todo. No le hemos podido dar la alegría que queríamos. Es una tortura...Saben cómo vivo el fútbol. Lamentablemente se perdió y hay que tragar saliva. Es una tristeza grande. No puedo pensar en el futuro", afirmó.



Para concluir, el San Lorenzo destacó que "veníamos de un golpe duro. Acá estamos para poner la cara. El fútbol es así. Quisiera disfrutar con esta camiseta, pero me toca sufrir. Hemos hecho en general una buena Copa América. Con momentos buenos y con otros no tanto. Jugamos una final. Estuvimos a la altura. El rival también juega. Llevamos el partido para el lugar donde queríamos. Nos falta esa cuota de suerte en las finales. ¿Es un karma? No lo sé".


Deja tu Comentario