2014-07-10 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

Mascherano, el hombre del día: "Me abrí el ano"



Joan Tubau

Fue en la jugada en la que, en el minuto 91, Robben pudo haber evitado la prórroga plantándose solo ante el portero Romero. El delantero holandés armó la pierna a apenas dos metros de la línea de gol y disparó. Cuando el balón salía despedido por el impulso de su pie apareció una pierna por detrás para desviar su trayectoria a córner. Providencial. Cómo no, era Javier Mascherano.



Mascherano se quedó tendido en el suelo doliéndose. ¿Qué pasó?:  "Me abrí el ano", advirtió después en la zona mixta. Es decir, se partió el culo, expresadado vulgarmente. Ese es Javier Mascherano, un tipo del que hoy todo el pueblo argentino se siente orgulloso por su compromiso y su talento como líder de un grupo humano.

"Por eso tenía tanto dolor. No quiero ser grosero, pero fue eso. Fue más virtud mía. Robben me dio una posibilidad más cuando él toca, pierde un segundo, y yo gano. Lo que hice yo lo puede hacer cualquiera", dijo ampliando su leyenda sobre una jugada que pudo dejar a Argentina fuera de la final de Maracaná. Mascherano dice que Argentina está "donde se merece estar. Esperamos coronarlo el domingo con el título, pero más allá de eso me siento orgulloso de este plantel", ha explicado como si fuera el entrenador. "Estamos en la final y no vamos a regalarla. Tenemos que prepararnos de la mejor manera, seguramente estamos cansados pero se puede, porque este equipo ha demostrado que se puede y vale la pena intentarlo", ha reconocido.

Mascherano ha recordado los instantes previos al lanzamiento de penaltis, un momento en el que tuvo un papel de protagonista estelar: ?"Les dije que estaba orgulloso de formar parte de un equipo, de un equipo como éste, que esto empezó hace dos años y medio o tres en Barranquilla (en el inicio de la era Sabella), que sufrimos mucho, que quizás sabíamos que iba a ser muy difícil pero que estábamos ahí, que más allá de lo que pasase en los penales mi orgullo por formar parte de este equipo no iba a cambiar y que seguramente era lo que tocaba".



Fue entonces cuando se acercó a Romero, antes de disponerse a llevar a Argentina a la final con dos paradas, y le dijo: "Hoy, ¡hoy! Vos te convertís en héroe. ¿Está?", Y le dejó bendecido con un beso emocionado y cuatro palmaditas. Romero le hizo caso a El Jefecito. No le podía fallar. Y paró dos penaltis.

Es normal que al término del partido Alejandro Sabella se derritiera hablando de Mascherano: "Es un baluarte, un símbolo. Es el único jugador argentino que tiene una doble medalla de Juegos Olímpicos, es de excepción. Técnicos como Guardiola, Rafa Benítez lo han querido llevar".


Deja tu Comentario