2011-11-18 21:11 FC Barcelona Por: Administrador

Mascherano paga el desastre organizativo del Barça



El Barcelona se ha columpiado en el regreso de los internacionales argentinos. Javier y Lionel han dado una vuelta innecesaria para regresar a casa y han estado más horas en el avión que otros internacionales argentinos. Como ejemplo, el del madridista Gonzalo Higuaín y el vuelo privado que le pagó el Real Madrid.

Sin embargo, estos desajustes en el seno del club, conllevan historias muy amables, por otro lado. Es el caso de Carles Pinós, el taxista afortunado que transportó a los dos jugadores del aeropuerto al vestuario. "Cuando me di cuenta de que eran Messi y Mascherano no me lo podía creer, me puse muy nervioso y no me salían las palabras, no sabía qué decirles para no meter la pata, si hablarles de balones o de kiwis", ha declarado Pinós, quien ha reconocido que los 20 euros los puso el Jefecito de su bolsillo.



"Fue un trayecto muy tranquilo, ellos miraban el teléfono y no hablaban mucho, se les veía cansados", ha dicho. Pinós reconoce que se le hizo "larguísimo" el trayecto a pesar de estar a solo 15 minutos de la Ciutat Esportiva. "Se me hizo larguísimo porque imagínese que tengo un accidente llevando a los dos cracks en mi coche".

Pinós, que les pidió una instantánea a cada uno, asegura que Lionel es buen fotógrafo, pero Mascherano todavía no domina el tema del contraluz.

Lo más sorprendente es que Guardiola justifique este desajuste diciendo que era necesario que Lio y Javier durmieran dos o tres horas antes de volar. Todo el mundo sabe lo malo que es dormir tan poco rato, y sabiendo que en pleno vuelo uno puede cerrar los ojos y descansar.



 


Deja tu Comentario