2016-02-07 07:02 FC Barcelona Por: Administrador

Mascherano y Alves entran en el plan renove defensivo del Barça



El Barça todavía no ha conseguido ningún título esta temporada, pero el equipo va viento en popa. Tanto es así, que el presidente del club, Josep María Bartomeu, ayudado por su directiva y su mano derecha, Robert Fernández, ya está preparando el próximo mercado de fichajes, donde el club espera dar un golpe sobre la mesa y hacerse con un jugador realmente importante. Pero para ello, debe salir alguien importante, y tienen claro quién o quiénes serán.

Por extraño que parezca, los éxitos cosechados la anterior campaña, donde el equipo culé consiguió el triplete, han puesto en un serio aprieto la economía azulgrana. Para la próxima ventana de traspasos veraniega hay preparados unos 65 millones de euros para fichar, y con eso, tienen claro que poco podrán hacer. Además, a esto se le debe añadir otro gran desembolso que hará el Barça en verano o antes de acabar la temporada: la renovación de Neymar.



Luis Enrique ha pedido renovar completamente la defensa. Le gusta lo que tiene, pero sabe a la perfección que así no podrá seguir otra temporada más. Le sabe mal, pero debe dar salida a varios jugadores, y dos de ellos son muy importantes para él.

El plan en el mercado

La defensa del FC Barcelona actualmente la componen nueve futbolistas, pero el club espera dar salida a cinco de ellos. A los casos ya conocidos de Douglas, Mathieu y Adriano hay que añadirle dos nombres de total confianza para ‘Lucho’: Mascherano y Alves. El club debe deshacerse de estos dos futbolistas para bajar la acumulación de salarios que hay actualmente, pero no tienen en mente sacar tajada de ello.

Como jugadores importantes que han sido, y que han dado un buen servicio al club, Bartomeu ofrecerá la carta de libertad al argentino y al brasileño, pagándoles la totalidad de su contrato y además, un pequeño plus, tal y como se hizo con Xavi. Además, tampoco hay que olvidar que el Barça no esperaba sacar más de ocho y cinco millones de euros respectivamente.



De Mascherano gusta su liderazgo, pero se entiende que ha perdido el fuelle con respecto a otros compañeros, e incluso Vermaelen le ha comido la tostada. Es un ídolo para la afición y se le quiere dar la mejor salida posible. Por otro lado, de Alves se agradece su renovación el pasado verano, cuando el equipo se iba a quedar únicamente con Douglas como lateral y también se le quiere dar la salida deseada.

Por los otros jugadores anteriormente nombrados, el club tampoco espera recibir mucho dinero: Douglas se podría marchar totalmente gratis, por Mathieu se están pidiendo entre 6 y 8 millones de euros, mientras que por Adriano únicamente 1 millón de euros. No obstante, no se descarta realizar otras salidas, como por ejemplo la pedida por Marc Bartra (saldría por unos 15 millones de euros) o la de Vermaelen que ha recibido el interés de varios jugadores de la Premier League.

¿Quién podría llegar?

Como ya informamos anteriormente, los posibles fichajes de Aymerich Laporte o John Stones han perdido fuelle: por el primero se deberían desembolsar 50 millones de euros y por el segundo el Everton está pidiendo casi 70 millones de euros. Es por eso que el Barça centrará la mayoría de sus esfuerzos en dos centrales: Marquinhos y Funes Mori.

El central brasileño del PSG podría salir por 40 millones de euros: está bien visto por la directiva y se le considera un jugador de futuro (21 años) y que podría tener una gran trayectoria en el club. Por otro lado, el argentino Funes Mori es una petición expresa de Luis Enrique.

Al técnico culé le gustan mucho los centrales zurdos y está siguiendo de cerca la trayectoria del argentino en el Everton. Con 24 años gusta su razonable precio y se le ve como un buen tercer defensa, compitiendo de tú a tú con Marquinhos. Bartomeu espera llevárselo por un precio que ronde los 15-20 millones de euros.


Deja tu Comentario