2012-11-05 18:11 Real Madrid Por: Administrador

Mateu Lahoz, machacado por ser "amigo" de Mou



La polémica llega cuando a Sánchez Arminio le preguntan por los castigos a los árbitros, la medida de dejarles "en la nevera", como se suele decir coloquialmente. "Claro que lo entienden", dice. Y añade: "No les vamos a consentir que cada uno se saque un reglamento distinto. El reglamento sólo es uno y todos los árbitros tienen que ponerlo en práctica. Cada uno tiene su estilo de arbitrar, pero el reglamento es el mismo para todos. Hay normas que no me gustan, pero tengo que cumplirlas. Nosotros no legislamos, aplicamos el reglamento".

¿Y a qué viene decir que cada uno saca un reglamento distinto? Es por Mateu, claro. Y Sánchez Arminio no tiene ningún problema no sólo en reconocerlo, sino en "atizar" al valenciano públicamente.



"Mateu se tiene que ajustar al reglamento. No puede pitar lo que le dé la gana. No puede enseñar la tarjeta cuando quiera. Hay amonestaciones que están estipuladas y hay que cumplirlas y sacarlas. Si no las sacas, estás perjudicando a un club y beneficiando a otro, que no es tu labor. Quizás los elogios de Mourinho le vinieron mal, ha visto cosas fuera de lo normal y le han llevado a creerse cosas que no deben ser". 

De traca. ¿Se imaginan ustedes a su propio jefe sacando sus trapos sucios a relucir de forma pública? Eso es lo que hace el jefe de Mateu Lahoz. Y además lo hace "justificando"de forma subliminal que se equivoca porque se ha creído cosas que no son después de que Mourinho dijese que le parecía el mejor colegiado de Primera. ¿No es eso manifestar una opinión personal acerca de un árbitro que, tarde o temprano, volverá a pitar al Real Madrid pensando precisamente en esas palabras? ¿No es eso presionarle y condicionarle? ¿No es, en definitiva, adulterar su criterio y por ende la competición?.

Una vez más, se pone de manifiesto y sin ningún pudor la línea a seguir por los colectivos que rigen el fútbol en este país. Mourinho manifestó hace tiempo su predilección por Mateu Lahoz. Se trataba simplemente de una opinión personal, pero la caverna se lo tomó como una intención de hacerle "su amigo". Y es normal que le guste, ya que es, con creces, el mejor árbitro que hay en España o, por lo menos, el que más se ajusta a la forma moderna, lógica e inteligente de arbitrar. Lahoz es lo más parecido a un colegiado inglés que hay en España, el estamento arbitral que se debería copiar por ser, sin ningún tipo de duda, el mejor del mundo. Mateu entiende que un árbitro no debe aplicar el reglamento con rigidez; Que un partido de fútbol no es una ecuación matemática que pueda regirse en torno a unas reglas determinadas. Atiende a sensaciones, momentos tensos e intenciones y arbitra con cabeza. Pero claro, se sale de la norma. Y la norma ya saben cual es: Tener un reglamento que beneficie al pensamiento único y todo aquel que no lo cumpla, al frigorífico. Mateu deja jugar y eso perjudica al teatrerismo. La cosa no es equivocarse a favor de uno o en contra de otro, es que el que se equivoca como no debe, es apartado. Y Mateu lo está siendo. 'Villarato' en estado puro. Y lo peor de todo es que los propios dirigentes no tienen ningún problema en mostrarlo públicamente.




Deja tu Comentario