2015-01-29 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Mathieu admite la tensión entre Messi y Luis Enrique



Fede Peris

Como aquel que no quiere la cosa, Jeremy Mathieu ha confirmado en una entrevista concedida a Radio Montecarlo la tensión que se produjo en el entrenamiento del 3 de enero entre Luis Enrique y Leo Messi, que ha derivado en un enfriamiento en las relaciones de ambos que, curiosamente, ha coincidido con el relanzamiento del equipo, que desde entonces ha encadenado siete victorias de forma consecutiva.



Aunque tanto Messi como Luis Enrique han negado siempre este extremo, Mathieu ha reconocido que "sucedió cuando regresamos de las vacaciones. De pronto Leo Messi perdió su compostura en un entrenamiento después de recibir una falta que no se la pitaron. La situación se puso tensa y entonces se produjo un intercambio de palabras altisonantes".  Mathieu añadió en la entrevista que "estas situaciones ocurren en todas partes, pero se le ha dado ahora más transcendencia ya que se trata del Barcelona. Se ha dado una mayor importancia al incidente al coger una mayor proporción y este es el problema que tenemos por ser el Barcelona", 

Mathieu confirma el incidente y a la vez la nimiedad del hecho. El entrenador del Barça y su principal estrella no pueden estar enfrentados por una falta no pitada en un entrenamiento. Se entiende que Messi siempre quiera ganar y se rebele ante la injusticia, pero conviene no sacar las cosas de quicio. Se trataba de una anécdota en un entrenamiento. Ocurrió y ya está olvidado. Lo grave sería que las diferencias entre ambos fueran verdaderamente insalvables, pero el motivo invita a pensar que se trató de una chiquillada. Y la prueba es que desde entonces en el diccionario del Barça sólo cabe la palabra victoria.


Deja tu Comentario