2013-07-13 11:07 Real Madrid Por: Administrador

Máxima tensión entre Leo Messi y el Barça



Jaime Rodríguez

Tal y como apunta el Diario AS, Leo Messi vive su momento más delicado de los 12 años que lleva en el club azulgrana. Y es que su presunto fraude fiscal se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el delantero argentino, que ve cómo el club no le ha apoyado en momentos complicados.



De este modo, Messi no se siente arropado por la directiva de Sandro Rosell. Además, la llegada de Neymar parece haberle eclipsado y no entiende cómo los dirigentes azulgranas son incapaces de mostrar su total predisposición a ayudarle en esta situación tan complicada.

La fiscalía de Barcelona había presentado contra él y su padre una querella por tres presuntos delitos contra la Hacienda pública. En el escrito presentado en el Juzgado de instrucciones de Gavà, lugar en el que reside la Pulga, la fiscal Raquel Amado denunció los hechos sucedidos entre 2007 y 2009 en los pudo haber defraudado más de 4 millones de euros por ocultar los ingresos de sus derechos de imagen. Tanto Messi como su padre habían sido citados el próximo 17 de septiembre para declarar.

Ahora, para evitar conflictos con la Agencia Tributaria, Leo Messi habría aceptado pagar estas cantidades para no tener que ir a juicio por fraude fiscal. Durante los últimos días, los abogados y asesores de Messi han estado trabajando para valorar cuál es la mejor opción para solucionar el problema, por lo que han optado por pactar con Hacienda para regularizar la situación fiscal del futbolista argentino. Además, el crack del Barça presentó hace días dos declaraciones complementarias del 2010 y 2011 y pagó 10 millones de euros para cubrir el periodo fiscal de los dos años.



Sin embargo, nadie del club, más allá de unas tímidas palabras públicas, se ha posicionado a favor del crack barcelonista, que por primera vez en su carrera no vería con malos ojos una posible salida de España para evitar mayores problemas con la justicia española. Sandro Rosell no gana para sustos. Esta vez, el máximo mandatario azulgrana ha hartado incluso a los Messi.


Deja tu Comentario