2016-03-16 20:03 Real Madrid Por: Administrador

Mensaje de Florentino a Mourinho: "No firmes por nadie"



A medida que pasan los días va tomando cuerpo la noticia avanzada por Madrid-Barcelona según la cual Florentino Pérez habría pedido a Jose Mourinho que no se comprometiera con nadie hasta junio. Es el plazo que el presidente del Real Madrid se ha dado a sí mismo para decidir si Zinedine Zidane es el hombre que debe dirigir al primer equipo blanco en el futuro o conviene un nuevo cambio. Cuando Florentino Pére colocó a Zidane en el Castilla sabía lo que hacía. No ignoraba que algún día podría acabar recurriendo a él para salvarle los muebles. El presidente blanco conoce mejor que nadie la ascendencia de Zidane entre el madridismo y el cariño que le tienen todos los aficionados blancos sin excepción. Su figura despierta unanimidad favorable. Zidane era el mejor paraguas al que podría recurrir Florentino para hacer frente a hacer frente a una hipotética crisis. La crisis llegó con Benítez. También su cese y la aparición de Zidane en el primer plano mediático. Florentino confiaba en que la mano izquierda de Zidane, unida a su prestigio, fueran suficientes para conseguir un respeto de la plantilla que, sin embargo, Zizou, de momento, no ha logrado, al menos por unanimidad.

Florentino ya contempla su dimisión

Y Florentino Pérez empieza a dudar. Tanto, que incluso se plantea su salida del club decepcionado por la respuesta de una parte de su plantilla al esfuerzo que la directiva y el cuerpo técnico están haciendo por enderezar la nave. Un segundo año consecutivo en blanco sería muy difícil de asumir por el presidente, que se plantea la carta Mourinho como único y último recurso para devolverle al Real Madrid el esplendor que merece su historia. Así se explica que, después de tenerlo hecho con el Manchester United, Mourinho se haya echado atrás esperando noticias del Real Madrid Zidane sólo seguirá la próxima temporada si gana La Undécima. Si los jugadores le traicionan y el año acaba en blanco, Florentino Pérez tiene decidido quemar su último cartucho abriendo las puertas del Bernabéu a Mourinho, que regresaría con poder absoluto para poner orden en el vestuario. A Florentino Pérez no le quedan más ases en la manga. Y rozando los setenta, si Zidane no gana La Undécima o Mourinho no lo arregla, tiene pensado dejarlo. No será necesario que el Bernabéu pida su dimisión. Se irá él antes.

Deja tu Comentario