2015-12-08 21:12 Real Madrid Por: Administrador

Merienda de suecos en el Bernabéu (8-0)



El Real Madrid accede a los octavos de final de la Champions League a lo grande, con una goleada histórica al Malmoe (8-0) que refleja exactamente lo que ha sucedido sobre el terreno de juego. Cuatro goles de Cristiano Ronaldo (que por fin ha logrado un gol de falta después de 22 intentos), un hat trick de un Benzema, que mantiene su tono ascendente, y otro de Kovacic han firmado la goleada de escándalo ante un Malmoe que no ha sido rival. Un gol de Benzema ha roto el partido en el minuto 11. Y en el 23 lo ha dejado sentenciado con el 2-0 ante un Malmoe que ha sumado la décima derrota en sus últimos once partidos en competiciones europeas. Benítez ha juntado en la misma alineación a James e Isco. Y le ha salido bien. Sin Modric y sin Kroos, Kovacic y Casemiro se han sobrado para abortar los tíomidos intentos de creación de juego suecos. El tercer gol llegó en el minuto 39 y de la mejor manera para su autor. Gol de Cristiano Ronaldo de falta directa. Lógica su alegría. Era una asignatura pendiente que no podía aprobar y la ha superado con nota. Y a partir de aquí, coser y cantar. El Malmoe se ha desmoronado y el Real Madrid se ha gustado. Los jugadores han disfrutado, han sacado lo mejor de sí mismos divirtiéndose sobre el césped y el desenlace estaba cantado. Se veía venir una goleada de escándalo, Y ha llegado. Con tres goles más, y seguidos, de Cristiano Ronaldo. Y otro de Kovacic y el último de Benzema. Festival blanco que ha servido para reconciliar al equipo blanco con su hinchada y que puede confirmar y confirma la reacción de un equipo que se ha tomado el accidente del clásico como un punto de inflexión. Después de un paso atrás toca dar muchos hacia adelante. El de hoy ha sido uno de ellos. Una merienda de suecos en toda regla.  

Deja tu Comentario