2012-10-18 09:10 FC Barcelona Por: Administrador

Messi ajusta cuentas y humilla a Cristiano Ronaldo



Cristiano Ronaldo tiene todas las de perder ante Leo Messi. El final de 2012 está siendo catastrófico para la vedette portuguesa, que con su equipo ya ha cedido ocho puntos en siete jornadas al Barcelona en la liga más importante del mundo y a nivel de selección ha alcanzado el ridículo tras la derrota ante Rusia y el empate en casa frente a Irlanda del Norte mientras Leo Messi lidera con autoridad a Argentina conduciéndola hacia la fase final del Mundial de Brasil. Tampoco la Eurocopa le servirá de mucho a Cristiano Ronaldo para sumar votos. No fue máximo goleador, su aportación en la eliminación de Portugal ante España fue nula y, además, la selección lusa llegó a la fase final después de tener que recurrir a la humillante repesca.

Eso es a nivel de equipo, pero resulta que en el plano individual la superioridad de Leo Messi también es aplastante. El argentino lleva durante 2012 12 goles con su selección. Cristiano Ronaldo sólo 5. Leo lleva anotados durante el año que se califica 68 goles, 14 más que el aspirante portugués. Leo ha marcado 22 goles internacionales (con el Barça y la selección en 2012), por 16 Cristiano y 20 Neymar, que le supera en esta clasificación, así como Falcao, que ya lleva 17. Se mire como se mire, siempre gana Messi.



Sólo en este paréntesis abierto en la actividad de los clubs por el calendario de las selecciones, Messi ha ganado los dos partidos que ha jugado con Argentina ante Uruguay (3-0) y Chile (1-2) y ha anotado tres goles. En estos mismos días Cristiano Ronaldo ha perdido con Rusia (1-0) y ha empatado en casa con Irlanda del Norte (1-1), con cero goles de la vedette portuguesa.

Pero a Cristiano Ronaldo le traen sin cuidado las desgracias de sus equipos. Él va a lo suyo, a sacarle brillo a su nombre y gloria a su apellido. Quizá por eso,  haya dejado en un segundo plano el fracaso de Portugal con él en el equipo y haya preferido montar una fiesta con su partido número 100, que eso es lo verdaderamente relevante para él. Y así ha colgado en facebook una foto conmemorativa de la efemérides personal mientras Portugal llora el fracaso de su selección.

Y es que no necesariamente la felicidad de sus equipos puede hacerle feliz. También puede ocurrir, como en el caso que nos ocupa, que su equipo, Portugal, esté triste por el ridículo protagonizado, mientras él es feliz porque ha alcanzado los 100 partidos. El egoismo y la soberbia llevan a estas actitudes.



 


Deja tu Comentario