2013-09-04 20:09 FC Barcelona Por: Administrador

El llamado "enano hormonado" le da una lección a Zidane



Lionel Messi sabe dónde vive. Sabe que su apoyo a la candidatura olímpica de Madrid 2020 puede hacer un gran bien al país que le acoge y cedió su imagen y su prestigio al servicio de Madrid para conseguir tan magno acontecimiento.

Messi, que es ya el máximo goleador de la Liga española, se encuentra en Buenos Aires, en la concentración con la selección argentina, y en las instalaciones de Etxeita posó con la bandera de Madrid 2020 y defendió la candidatura madrileña por el potencial deportivo del país.



Messi jugará ante Paraguay el próximo martes en partido clasificatorio para el Mundial de Brasil 2014 al que con una victoria en Asunción dejaría a la albiceleste muy cerca de calificación matemática para el evento que puede marcar de forma decisiva su legado en la historia.

Una lección a los críticos y a Zidane

En los últimos dias se han vertido criticas feroces contra Leo Messi desde Madrid por entender los críticos que no se había mojado por la candidatura madrileña. Hoy les ha cerrado la boca a todos con una lección de señorío que sintoniza con los valores de los que presume el FC Barcelona. El comportamiento de Leo Messi, que sólo recibe insultos desde la capital de España, como el archiconocido "enano hormano", y que es recibido cada vez que juega en el Bernabéu con gritos de "hijo de puta", ha demostrado estar muy por encima de sus críticos maleducados respaldando una candidatura que no le va ni le viene porque él ni vive ahí ni se gana la vida con lo que los bancos prestan a Florentino Pérez.



La decisión de Messi de apoyar a Madrid en su candidatura para los Juegos de 2020 contrasta con la de Zinedine Zidane, que, siendo jugador del Real Madrid, tomó partido por la candidatura de París intentando por todos los medios que Madrid no saliera vencedora. Al final fue Londres la elegida, pero Zidane quedó retratado. No era necesario que apoyara a Madrid, pero lo menos que se podía esperar es que no trabajara activamente contra la candidatura de la ciudad que le dio de comer, y de forma muy generosa.

No se oyó en su momento ningún insulto a Zidane de los mismos que han desacreditado a Messi porque hasta ahora no había tomado partido. Entonces los críticos mostraban su felicidad porque Zidane viajara a Moscú en un intento desesperado por conseguir que fuera París y no Madrid la sede elegida para organizar los Juegos Olíompicos de 2012. La prensa radical, fanática y fiel a los principios fundamentales de Florentino es así.


Deja tu Comentario