2014-05-09 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

Messi apunta a la Liga, el Pichichi y la Bota de Oro



Joan Tubau

Esta temporada no serán 50 goles, como hace dos años, los que consiga Leo Messi en la competición liguera. La lesión que arrastró en los primeros compases de la temporada le obligó a realizar un parón de casi dos meses que le rezagó de la lucha por el pichichi. Bien es cierto que empezó la Liga goleando y comandando la clasificación, pero la lesión que padeció en noviembre y que no le permitió reaparecer hasta enero permitió a Cristiano Ronaldo y Diego Costa protagonizar un mano a mano en la lucha por el galardón que acredita al mejor goleador del campeonato.



Pero Leo regresó a la competición y volvió por sus fueros goleadores, recortando distancias a Cristiano Ronaldo, al que ahora tiene a sólo tres goles. Quedan dos partidos por disputarse, en Elche y ante el Atlético, y el crack argentino tiene la oportunidad de superar a la vedette portuguesa ya que, previsiblemente, los problemas físicos que padecen le obligarán a parar para garantizar su presencia en la final de la Champions League que debe disputar ante el Atlético. Lo mismo sucede con Diego Costa, que está siendo llevado entre algodones por los médicos del Atlético para que pueda lllegar en condiciones a la final de Lisboa.

En este momento, a falta de disputarse las dos últimas jornadas, la clasificación del pichichi la encabeza Cristiano Ronaldo, con 31 goles. Le sigue Leo Messi, con 28, y Diego Costa, con 27. Es decir, que Leo necesita anotar cuatro goles en los dos últimos encuentros, ante el Elche y el Atlético, para superar a Cristiano Ronaldo. Un objetivo que no parece fuera de su alcance teniendo en cuenta sus registros y que, precisamente, el Atlético es un rival que tradicionalmente se le ha dado bien. De hecho es el rival al que más goles le ha marcado.

A nivel internacional, Leo también tiene a tiro la posibilidad de revalidar la Bota de Oro que ya obtuvo en la pasada campaña. Sus rivales son el propio Cristiano Ronaldo y el uruguayo del Liverpool, Luis Suárez. Ambos están igualados a 31 goles. El hándicap de Luis Suárez es que sólo le queda un partido por disputar.



Casi sin querer, Leo Messi afronta los dos últimos partidos con grandes posibilidades de conquistar el título de Liga una vez más y de lograr el Pichichi y la Bota de Oro. No está mal para ser su temporada más discreta como jugador barcelonista.

Deja tu Comentario