2013-02-03 21:02 FC Barcelona Por: Administrador

Messi-Cristiano: cara y cruz de la jornada



A Leo Messi no le tembló el pulso cuando encaró a Guaita y le fusiló un trallazo por alto y a su derecha. Los goles de penalti también hay que marcarlos, dicen. Messi es un consumado especialista, aunque los árbitros le proporcionan pocas posibilidades de demostrarlo.

En cambio Cristiano Ronaldo, con su autogol, no sólo no sumó puntos para su equipo sino que los restó. El Granada no tiró a puerta entre los tres palos en todo el partido, por lo que si Cristiano no hubiera cabeceado sobre su portería con acierto, el partido habría acabado en empate. El portugués le ha restado dos puntos a su equipo mientras el Barça suma y sigue con su máquina de hacer goles, un tipo que molesta tanto en Madrid que hasta le organizan campañas de marketing para hacerle daño a su imagen y a su popularidad. Pero, digan lo que digan, ahí están sus 34 goles. Lo que nadie es capaz de conseguir está a su alcance. Lo otro sólo es ruido.




Deja tu Comentario