2014-02-05 17:02 Real Madrid Por: Administrador

Messi deja de ser rival para Cristiano Ronaldo



Carlos Muñiz

El FC Barcelona ha sumado 8 puntos de los 15 que se han jugado en el campeonato liguero durante 2014. Ha ganado al Elche y al Málaga. Ha empatado con el Atlético y el Levante y ha perdido con el Valencia. La trayectoria del Barcelona en el año actual da pie a pensar que no sólo no va a luchar por la Liga sino que va a tener serios problemas para entrar en las cuatro plazas que dan derecho a jugar la Champions si no cambia su fisonomía de arriba a abajo.



Curiosamente, con Leo Messi lesionado, el Barcelona apuntaló su condición de líder. Ha sido volver Messi, ya recuperado de su lesión, y hundirse el equipo en una racha de resutados negativos. Es cierto que en la Copa Messi anotó cuatro goles en los dos partidos ante el Getafe. Tan cierto como que en la Liga sólo ha conseguido un gol estéril que no sirvió para nada, y de penalti.

Messi ha dejado de ser el jugador decisivo de otros años. Ha retrasado su posición y el Barcelona lo acusa. Cuentan que está más pendiente de llegar entero al Mundial que de ganar títulos con el Barça, de ahí su decisión unilateral de alejarse del área para dedicarse a dar pasecitos. Y todo eso se produce cuando desde el propio club están empecinados en mejorarle la ficha para convertirle en el jugador mejor pagado del mundo. ¿Como premio a su rendimiento?

Lo que se ha visto del Barça en 2014 viene a confirmar que la messidependencia ha dejado paso a la neymardependencia. El hundimiento blagrana ha llegado con Messi y sin Neymar. Cada uno que saque sus conclusiones. Mientras tanto, Cristiano Ronaldo arrolla con sus goles en el liderato del pichichi y la Bota de Oro y empuja a su equipo, que viene desde atrás, hacia el liderato. Es la diferencia entre un líder y un ex líder.


Deja tu Comentario