2013-12-27 13:12 FC Barcelona Por: Administrador

Messi dejó al Barça como líder y se lo encuentra en la misma posición



En los últimos dos años, quizás la principal virtud del Barça era también su principal defecto. Leo Messi goleaba cuando y como quiería a todos sus rivales y el Barça era temible en el área rival. Pero solo Messi marcaba goles y el Barça pasó a depender en demasía del crack argentino.

El éxito del Barça de los últimos años se ha basado en un magnífico Messi acompañado de unos excelentes escuderos. Pero eso, el Barça ganó la Champions cuando Pedro y Villa hacían goles; dos años atras, Henry y Eto'o fueron los acompañantes de Messi en la delantera y también anotaron goles como churros. Pero en los últimos años el Barça se había entregado únicamente al acierto de Messi de cara a puerta y eso podía ser contraproducente.



Por esto, es una excelente noticia el paso adelante que han hecho algunos jugadores con la lesión de Messi. Alexis se parece cada vez más a aquel futbolista de Udinese que enamoró a los técnicos azulgranas, Pedro es otra vez el Pedro de Wembley y Neymar se ha consolidado ya en el Barça. Y no solo por lo que hace al número de goles, si no en juego.

Es evidente que sin Messi todo es mucho más difícil como ya quedó demostrado en Bilbao y en Amsterdam. Pero muchos querían ver como reaccionarían algunos futbolistas sin el argentino en el equipo y el experimento ha salido bien. Cesc Fábregas es otro de los jugadores que ha mejorado sus prestaciones respecto otras temporadas e incluso Sergi Roberto se ha consagrado en el equipo en este mes de diciembre.

Así, el Barça ha demostrado que existe 'Messidependencia' -por supuesto, por eso es el mejor del mundo-, pero que ante una posible baja del argentino el equipo funciona igual. Neymar, el gran fichaje de este verano, puede coger los galones cuando no está Messi y los Pedro, Cesc y Alexis vuelven a ser esos futbolistas por los que el Barça apostó por ellos.



Y en Madrid ya no saben que hacer. Esperaban que con la baja del argentino, el equipo perdiese fuelle y así poder recortar distancias. No ha sido así y cuando vuelva el día 2 de enero, Messi se encontrará al Barça tal y como lo dejó. Con el Madrid a cinco puntos de los azulgranas -y del Atlético de Madrid- y mucho más lejos aún a nivel futbolístico.

 


Deja tu Comentario