2011-12-09 14:12 Real Madrid Por: Administrador

Messi, el orgullo de la incultura culé



Leonardo Faccio, reputado periodista y escritor argentino, ha hablado en una entrevista personal con el diario ABC para desvelar los secretos más relevantes de Messi fuera del césped. El delantero del Barça se aburre, es apático, simple, según las palabras de su compatriota, que incluso ha llegado a afirmar que el jugador argentino nunca se ha llegado a leer un libro: “Guardiola le regaló el libro ‘Saber perder’, de David Trueba. Le pregunté si lo había leído y me dijo que lo había empezado, pero que luego se cansó y lo dejó. Después me confesó que no le gustaba leer”, ha señalado.

Un futbolista que es el espejo donde se miran muchos niños muestra la incultura como una fuente de la que beber y engrandecerse, parece que al jugador culé nunca le ha ido eso de aprender, saber, culturizarse, le ha bastado con ser futbolista, porque como han narrado muchos de sus profesores nunca llegó a aprobar un examen: “Cierto, nunca aprobó, pero nunca faltaba a clase. No hacía nada, pero iba. A él le interesaba jugar al fútbol y sabía que para eso tenía que ir al colegio”, ha comentado Leonardo Faccio.



El periodista argentino ha explicado con una metáfora de la vida de Messi lo que era para el argentino el colegio y lo que es hoy en día la cultura: “Su maestra de Primaria organizó una actividad escolar ambientada en un bosque con animales. Los actores eran los alumnos, y cada uno de ellos adoptó el personaje que estaba acomodado a su personalidad. Messi salió a escena disfrazado de caracol”.

Los problemas de Messi para relacionarse han sido múltiples a lo largo de su vida, desde que era pequeño hasta la actualidad, como describe Faccio: “Esa niña se sentaba detrás de él. Cuando quería decir algo a la maestra lo hacía a través de ella, por su timidez. En La Masía tuvo a un compañero con el mismo rol. Tardó más de un año en comunicarse con el resto del plantel de las categorías inferiores. Hoy esa función la haría su hermano mayor, Rodrigo”.

Y es que la palabra que define a Messi fuera del juego es “aburrido”, como ha explicado el periodista argentino: “Llama la atención la gran cantidad de horas de sueño que tiene. Se debe a que muchas de las cosas en las cuales él puede ocupar su tiempo libre le entretienen un rato pero luego le aburren. Se aburre mucho, y nadie se aburre cuando duerme”, ha sentenciado.




Deja tu Comentario