2015-08-06 09:08 Real Madrid Por: Administrador

Messi empieza el año agarrando por el cuello a los rivales



La agresión de Messi a Yanga-Mbiwa, de la Roma, quedó impune a los ojos del colegiado catalán encargado de impartir justicia en el Trofeu Joan Gamper. A pesar de propinarle un cabezazo y después agarrarle por el cuello, Messi solo recibió una tarjeta amarilla, igual que el indefenso jugador de la Roma. Esta acción sirve de preparación para ver lo que nos espera durante toda la temporada con los arbitrajes en el Camp Nou.

La acción en cuestión se produjo sobre la media hora de juego en el Camp Nou y con 0-0 aún en el marcador. Tras una jugada invalidada por el árbitro por fuera de juego, Yanga Mbiwa parece decirle algo a Messi que el argentino se toma nada bien. Tanto es así que el jugador del Barcelona, bastantes centímetros más bajo que el alto defensa de la Roma, se decide a encararle e, incluso, darle un cabezazo. Posteriormente, Messi sigue con su agresión y lo agarra del cuello violentamente. Mientras, Yanga-Mbiwa mantiene la calma ante la agresividad incontrolada de Messi. Tuvieron que venir Neymar y Suárez a separar al pequeño dictador, que quería impartir justicia a su manera.




Deja tu Comentario