2014-10-23 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

Messi encontró la manera de parar sus arcadas



Desde siempre se ha recomendado no practicar deporte con un chicle en la boca ya que puede quedarse atravesado en la garganta y provocar asfixia, sin embargo, parece que para Leo Messi puede ser una bendición.

El argentino juega desde hace varios partidos masticando chicle para evitar sus ya habituales arcadas. Por lo visto, el chique provoca que se le genere más saliva de la habitual y el argentino no tenga naúseas durante los partidos.



No se trata de ninguna prescripción médica sino de un hábito que él ha adquirido últimamente. De hecho, no toma ningún medicamento ni producto farmacéutico, sino que se trata de un chicle normal. Por ahora le funciona. Esperemos que sea una solución y no un parche.


Deja tu Comentario