2013-08-29 14:08 Real Madrid Por: Administrador

Messi, ese niño consentido



La estrella del Barça parece estar especialmente amargado desde la llegada de Neymar. No anda bien, no marca goles y desde el incio de los partidos, anda con cara de pocos amigos, lanzando escupitajos al cesped y con mirada torva, como si le debieran dinero o se sintiera incomprendido.

El crack argentino, que falló un penalti al final del partido contra el Atlético de Madrid, se mostró especialmente irritado durante la Supercopa. Su constante cabreo y sus feos gestos con Filipe Luis y con el árbitro, hacen presumir a algunos que se acerca tormenta al vestuario del Barcelona.



La realidad es que este primer título de la era Tata no lo ha ganado el Barça, como era habitual, gracias a Messi. De hecho, el juego apenas pasó por él.Tampoco gracias al recién fichado Neymar. La 11ª Supercopa ganada anoche por el Barcelona llevó la firma de Valdés. No fue un partido de delanteros sino de zagueros y especialmente del portero del Barça.


Deja tu Comentario