2016-01-13 09:01 FC Barcelona Por: Administrador

Messi siembra la indignación entre la familia de Cristiano Ronaldo



Ver cómo Leo Messi recibía su quinto Balón de Oro no ha sido suficiente para Cristiano Ronaldo. El jugador portugués ha sido herido en su orgullo donde más le duele, en su propia casa. La estatua de bronce de Cristiano Ronaldo en Funchal (Madeira) sufrió un acto vandálico en un día especialmente doloroso para CR7. La figura de Cristiano fue pintada con el diez de Leo Messi en un acto que causó una profunda indignación en la familia. Su hermano, Hugo, es el responsable del Museo Cristiano Ronaldo en su Madeira natal y la hermana se quejó con un discurso de tintes xenófobos. Katia Aveiro calificó a a los responsables de "salvajes que deberían vivir en Siria". Más allá de la indignación desmesurada de la familia, cuyos comentarios podrían ser bastante más acertados, lo cierto es que el carisma y autoestima de Cristiano Ronaldo está pasando por unos momentos muy bajos. Por si los silbidos que tiene que escuchar ante su público en el Santiago Bernabéu no eran suficientes, por si ver como Leo Messi le restregaba su nuevo Balón de Oro ante sus ojos tampoco eran poco, ahora tiene que ver como en su propio territorio, unos graciosos le pintan su estatua. Su orgullo más profundo está herido. La estatua fue inaugurada en 2014 y estuvo marcada por la polémica desde su inauguración. Sus dimensiones fueron gigantescas, con 3.40 metros y 800 kilos, y también sorprendió el tamaño de los atributos, considerados como XXL por los asistentes. Ánimo Cristiano.  

Deja tu Comentario