2015-12-21 22:12 FC Barcelona Por: Administrador

Messi le enseña a Cristiano el camino para ser un crack



Aunque es cierto que a Leo Messi le falta todavía un título en su palmarés, el Mundial, y tiene aún al menos dos asaltos para conseguirlo, también es cierto que la historia no recuerda a un futbolista como él tan decisivo para su equipo, especialmente en los partidos importantes y en las finales. Leo Messi volvió a marcar en la final del Mundial de clubs. Y volvió a marcar un gol decisivo, el que abría el camino del triunfo para su equipo. Es lo habitual en él. Sus registros goleadores se cimentan en grandes partidos, en los que es difícil verle fallar. Debería tomar buena nota Cristiano Ronaldo, que pretende igualarse al argentino a base de penaltis y de golear a equipos modestos que apenas oponen resistencia anotando, por ejemplo, el cuatro, quinto y sexto gol. Todos los goles cuentan, pero no todos valen igual. Y para pasar a la historia como el más grande o como uno de los más grandes es necesario dejar huella en los partidos importantes y trascendentes. Leo Messi se ha ganado a pulso a lo largo de su carrera disputar 27 finales con el FC Barcelona, una cifra que está al alcance de muy pocos y que dice mucho en su favor como futbolista. Y en esos 27 partidos decisivos ha anotado 23 goles. Ninguna de esas finales ha sido contra el Malmoe, el Granada o el Espanyol. Desligando las supercopas, que son a doble partido, del concepto de final, serían 15 finales a partido único las que ha jugado Messi, anotando 14 goles. Marcó en 2009 en la final de la Copa del Rey ante el Athletic y también en la final de la Champions ante el Manchester United de Cristiano Ronaldo, al que ese día tampoco se le vio. Ese mismo año cerró la final del Mundialito ante el Estudiantes de la Plata con un decisivo gol con el pecho en el último minuto que le valió al Barça la prórroga y la posterior victoria. Volvió a marcar en 2011 en la final de la Champions League en Wembley también ante el Manchester United. Volvió a marcar en las otras dos finales del Mundial de Clubs, ante el Santos (2) y frente a River, el pasado domingo. Y antes, frente al Athletic en la final de Copa, anotó uno de esos goles tan suyos que pasará a los anales de la historia del fútbol.Este es el camino para ganarse el reconocimiento del mundo entero. Destacar cuando más falta hace, en los grandes acontecimientos. También en eso Leo Messi está uno, dos o tres pasos por delante de los demás.    

Deja tu Comentario