2013-02-06 23:02 FC Barcelona Por: Administrador

Messi le gana la partida a Ibrahimovic (2-3)



El 2-3 no hace justicia a lo que se vio en el campo, pero permite a Argentina proseguir con su racha ascendente de juego que debe conducirla al Mundial con la maquinaria completamente engrasada. La primera parte fue frenética, con un Leo Messi muy activo y profundo. De sus botas nació el primer gol en apenas dos minutos de juego. Leo se la cedió a Di María, éste a Higuaín y llegó el 0-1 con la colaboración del defensa Lustig, que introdujo el balón en la portería. De manera imprevista y sin ningún merecimiento, Suecia alcanzó el empate a uno, que deshizo rápidamente la igualada aprovechando un pase al hueco de Di María.

Suecia estaba asustada, agazapada atrás mientras Argentina tocaba el balón y dominaba el partido sin ningún agobio. Y llegó el 1-3 por obra de Higuaín aprovechando el rechace de un disparo de Messi desde la frontal del área. Luego, en la segunda mitad Messi protagonizó un gol fantasma y Agüero envió un balón al poste. Y llegaron los cambios en ambos equipos, el partido perdió ritmo y Suecia aprovechó para maquillar en resultado en los últimos compases de un encuentro en el que saltó la noticia: ¡Messi no marcó! Sin embargo, la mejor novedad para Argentina, al margen de la victoria, es la adaptación de Leo Messi al equipo y del equipo a Leo Messi. También llamó la atención el entendimiento de Leo con Higuaín y Di María. Viéndoles hoy se hace difícil entender que alguien les haya podido enemistar. Este trío puede dar mucho que hablar en el próximo Mundial... si en Madrid no lo estropean fabricando bulos e intoxicaciones que no todos los protagonistas se creen.



 


Deja tu Comentario