2014-07-12 19:07 FC Barcelona Por: Administrador

Messi le podrá explicar a Cristiano qué se siente jugando la final del Mundial



Joan Tubau

La rabia se ha apoderado del aparato de propaganda que Pérez tiene repartido entre los medios madrileños/madridistas, que tanto monta monta tanto.  El viejo argumento de que Leo Messi no puede ser considerado como el más grande de la historia porque no ha ganado un Mundial (argumento que curiosamente no sirve para Di Stéfano, ellos son así), puede desmoronarse si mañana a Messi le da por redondear un partido de los suyos y meter en vereda a los defensas alemanes.



En Madrid están asustadísimos ante la posibilidad de que Messi se proclame campeón del mundo. Porque esa posición en la que ahora se encuentra Leo, en la final del Mundial, era la que el madridismo radical mediático tenía reservada a Cristiano Ronaldo. Pero allí viven de deseos y no de realidades. Deseo es que Cristiano Ronaldo gane el Mundial. Realidad es que Messi está en la final y a un paso de ganar el título. Eso es lo que cuenta. Lo demás es palabrería, humo, intoxicación y manipulación.

Aquí no hay más verdad que la que dice que Leo Messi le podrá explicar a Cristiano Ronaldo lo que se siente jugando la final de un Mundial.  A la edad de Cristiano va a ser difícil que pueda verse un día en la misma posición de privilegio que vive Leo ahora. Y el portugués, a cambio, le informará sobre las últimas tendencias en el mundo de la peluquería y sobre sus vuelos en helícóptero durante sus vacaciones. De fútbol le podrá hablar bien poco porque su paso por el Mundial ha sido efímero, irrelevante, vergonzoso y patético. Si los cachorros de Pérez dicen que Messi está mal... ¿Cómo debe estar Cristiano Ronaldo? Estupendísimo... de vacaciones y recordando con nostalgia aquellos maravillosos goles en una repesca que sólo han servido para dejar al descubierto sus carencias en el gran escaparate del Mundial. Cristiano ha quedado retratado, tal cual es. Llegó al Mundial gracias a la repesca -como siempre- y se fue a la primera. Es lo que hay.


Deja tu Comentario