2013-01-28 12:01 FC Barcelona Por: Administrador

Messi le vuelve a chafar el artículo a Roncero



En Madrid tres goles de Cristiano pueden parecer caviar. Unos pocas horas después esos tres goles se convierten en pollo asado porque Leo Messi consigue cuatro. Así es la vida. El mejor siempre es el mejor y el segundo... o tercero, eso, a remolque. Tomás Roncero estaba orgulloso por la mañana. Y feliz con su juguete maravilloso capaz de meter tres goles. Estaba tan contento que hasta titulaba su artículo de As con un expresivo "Cristiano avisa al Barça". ¿Si eso es un aviso, qué serán los cuatro goles de Messi al Osasuna?

Pero hay más, porque en un vídeo grabado también para el diario As, se atrevía a decir: "Cristiano Ronaldo es el mejor jugador del mundo y Messi el segundo". ¿Y en qué se basará Tomás Roncero para realizar semejante afirmación? ¿En los goles que marcaron ayer los dos? ¿En los goles que llevan anotados a lo largo de la temporada? ¿En la clasificación de la Liga? ¿En los goles y los títulos que han ganado ambos tanto con el Barça como con el Madrid? ¿O simplemente por sus actuaciones en sus respectivas selecciones?



Resulta cómico que apenas tres semanas después de la concesión del Balón de Oro, que recayó en Messi por una abrumadora y humillante mayoría de votos, en Madrid empiecen ya la campaña para aupar a Cristiano Ronaldo a lo más alto sin más argumentos que un pobre hat trick. Ya lo intentaron el pasado año y el mundo entero les dejó en ridículo. Pero ellos, Tomás Roncero fundamentalmente, no se rinden. Erre que erre. Se niegan a aceptar una evidencia que el mundo entero ni se plantea discutir. Y el año que viene, nuevo disgusto. ¿O creen que le van a dar el Balón de Oro a un futbolista que ni es el máximo goleador ni consigue enderezar el rumbo de su equipo, condenado a vivir a la sombra del mejor equipo de todos los tiempos, a la friolera cifra de 15 puntos de diferencia? ¿Esos son los méritos de Cristiano, un hat trick y 15 puntos de desventaja?

El Barça se da por avisado, querido Roncero.


Deja tu Comentario