2014-06-27 15:06 FC Barcelona Por: Administrador

Messi-Neymar: Los mejores del Mundial son del Barça



Joan Tubau

Leo Messi y Neymar están consiguiendo teñir el Mundial de Brasil de color blaugrana. Son los dos grandes protagonistas del campeonato. Por sus goles y por su juego. Ambos lideran a dos de las selecciones favoritas para ganar el Mundial y no están decepcionando a nadie.



Neymar, que juega su primer Mundial, tiene la responsabilidad, a sus 22 años, de tirar de la selección pentacampeona y jugando en casa. La presión sobre él es enorme, pero se está saliendo mejor que bien. Está realizando un extraordinario Mundial y justificando su fichaje por el FC Barcelona. Este Neymar más maduro y mejor adaptado al fútbol español puede ser letal la próxima temporada vestido de blaugrana.

Leo Messi, por su parte, se está ganando a su país, Argentina. Leo nunca ha jugado profesionalmente en un equipo argentino y en este sentido es algo así como un "apátrida", no tiene una afición que le venere. Es como un extraño que llegó caído del cielo de Barcelona. Pero en este Mundial se está convirtiendo en el héroe de su país después de sus dos experiencias anteriores que resultaron decepcionantes. En Sudáfrica ni llegó a marcar. Ahora se está viendo en los campos brasileños al mejor futbolista de todos los tiempos, al que se ha hecho grande jugando en el Barcelona. Esa era la gran aspiración del seleccionador, Alejandro Sabella, y de toda Argentina: conseguir que Leo juegue como en su mejor versión del Barça. Y eso está ocurriendo, yendo de menos a más. De momento ya ha marcado más goles que nadie y sólo Neymar resiste su ritmo. A Messi algunos le exigían ganar un Mundial para poder ser considerado como el mejor de todos los tiempos. En eso está.

La cruz de la moneda la protagoniza Cristiano Ronaldo, que no levanta cabeza con Portugal. Ya ha jugado dos partidos y aún no ha visto puerta. Su liderazgo está conduciendo a Portugal directamente al fracaso y todo hace indicar que su Balón de Oro será fugaz. Su minuto de gloria ya ha pasado. Y es que el Balón de Oro no puede ser alguien que se pasea como una sombra por el Mundial. Cero en goles y cero en juego. Patético.




Deja tu Comentario