2013-08-30 17:08 FC Barcelona Por: Administrador

Messi pone de los nervios a Tomás Roncero



Por ejemplo, que Messi no salte lo que salta Cristiano. Respecto a uno de los goles marcados por el Real Madrid en el Teresa Herrera, Tomás Roncero ha dicho: “Hay otros que necesitan ocho escaleras para llegar a la altura del salto de Cristiano Ronaldo”. Es posible que Messi necesite ocho escaleras para llegar a donde llega Cristiano Ronaldo saltando, pero no las necesita para pasarle por la cara sus cuatro Balones de Oro cosechados en los últimos cuatro años. Tampoco necesito ni una sola escalera para conseguir la tercera Champions League del Barça cuando en Roma se enfrentó en la final el Barça al Manchester United de Cristiano Ronaldo. Ese día, el pequeñito Messi voló y surcó los cielos para lograr el gol de la victoria blaugrana mientras el “ausente” Cristiano Ronaldo desaparecía del campo. Desde entonces, Messi, saltando menos, le ha dado un millón de lecciones a Cristiano de cómo se ganan títulos en cantidades industriales y no en cuentagotas, como le sucede en el Real Madrid al portugués.

El Barça podrá seguir presumiendo de tener al mejor mientras el Madrid de Roncero disfrutará con los saltos de su vedette. Cada uno se conforma con lo que quiere. Pero la rabia merengue da para más, por eso a Tomás Roncero le sienta fatal que un argentino como Leo Messi no se vuelva loco de alegría con la candidatura de Madrid 2020. Y se ofende porque no la respalda. ¿Y por qué debería hacerlo? ¿Qué le ha dado Madrid a Messi, salvo ofensas, para que defienda algo suyo? Si Zidane tuvo licencia para apoyar a París contra Madrid cuando era jugador del Real Madrid, Messi puede hacer lo que le plazca con la candidatura madrileña, una candidatura, por cierto, que ni siquiera apoyan la mayoría de madrileños.



Finalmente, al gran Roncero se le ve preocupado por el patrimonio nacional, en este caso Andrés Iniesta. Le preocupa que no juegue todo lo que merece en estos primeros compases de la temporada y dice en Twitter: “Iniesta es patrimonio nacional ¡y sale 12 minutos! A ver si es que como era la Cupercopa de España…”. Ahora toca preservar los bienes patrios del fútbol español. Cuando Mourinho ninguneaba la cantera del Madrid, dejaba en el banquillo al símbolo Casillas o marginaba a Albiol, un fijo de Del Bosque, todo le parecía bien a Roncero, hasta que el Madrid jugara con sólo dos o tres futbolistas españoles. ¿Ahora se tiene que preocupar por Iniesta? Que se preocupe de los suyo y que recuerde cómo acabó la última Liga: ¡A 15!


Deja tu Comentario