2011-07-06 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

Messi predica barcelonismo en América



Cuando estás en Barcelona, ¿con qué compañero te llevas mejor?

La verdad que es un vestuario muy sano, donde hay muy buena gente. Hay chicos con los que vengo conviviendo desde las inferiores. No tengo problemas con ninguno, tengo una excelente relación con cada jugador del plantel. Quizás por eso dentro de las canchas, a la hora de jugar, se nos hace fácil porque además de llevarnos tan bien, venimos formándonos juntos desde abajo. Con la misma idea de juego, que es respetando el trato de pelota, manejar los tiempos del partido y sacrificarnos por el equipo al máximo.



Desde que debutaste en Barcelona, ¿sentís que cambiaste la personalidad?

Creo que fui creciendo, tanto personalmente como también futbolísticamente. Me pasaron cosas importantes en el Barcelona, al igual que en la selección, a pesar de que aquí no me va tan bien como en el club. Pero estoy contento porque noto que los cambios que hice fueron para bien y espero que pueda seguir siendo así.

¿Mirabas algún jugador en especial en Barcelona cuando eras chico?



Tuve la suerte de que cuando llegué al club estaba el brasileño Ronaldo. Siempre fue un jugador que me gustó mucho como se desenvolvía en la cancha. Un delantero estupendo por como definía, por la velocidad y por la técnica que tenía.

Apenas llegaste al club, los futbolistas que ya estaban consagrados, ¿te daban consejos?

Cuando llegué también estaban arribando Riquelme y Saviola. Además, tuve el placer de compartir vestuario con estrellas como Ronaldinho, Deco, Motta y Sylvinho, que fueron personas a las que les voy a estar eternamente agradecido porque siempre estuvieron al lado mío, me guiaron en todo momento y desde el primer instante me hicieron sentir muy cómodo. En ese entonces tenía 16 años y la verdad que a pesar de que ellos son unos excelentes jugadores, reconocidos a nivel mundial, me hicieron parte del grupo enseguida para que a mí se me hicieran las cosas mucho más fáciles.

¿Cómo está tu relación con Diego Maradona?

Bárbara, nunca tuve ningún problema con Diego. Se habló mucho que habíamos tenido unas peleas cuando él era técnico de la selección, pero no es cierto. Tenemos una relación fantástica, nos llevamos muy bien y es hasta el día de hoy en el que nos seguimos hablando, mandando mensajes o buscando la forma de seguir en contacto. No sé por qué se dijeron todas esas cosas.

¿Te llamó ahora para decirte algo antes de la Copa?

Sí, aparte estoy con el `Kun¿ Agüero y Diego esta todo el día llamándolo y hablando con él, así que también tiene contacto conmigo todo el tiempo. Me deseó mucha suerte para este nuevo desafío que tengo en mi carrera. La verdad que él fue el jugador más importante que tuvo este deporte y que una persona como él te dé ánimo, me ayuda mucho porque me hace salir más motivado a la cancha. Tanto mis compañeros como yo disfrutamos de su presencia y de sus consejos.

¿Lo llegaste a ver como futbolista, en su época de oro?

Vi muchos videos y me contaron muchas historias de él y de su manera de jugar. Es una persona muy importante en la Argentina y en el mundo entero. A cualquier parte del planeta a donde vas, todas las personas lo reconocen y lo quieren por lo que fue como futbolista.

¿Cómo se preparan para el partido contra Colombia?

Con tranquilidad. Sabemos que es un encuentro muy importante y que necesitamos ganar para seguir en carrera en la copa. Ahora es el momento de estar más calmos que nunca, no debemos volvernos locos. Se están diciendo muchas cosas por la impresión que dimos en el primer partido. Hay que estar bien de la cabeza porque necesitamos eso para ganar. Lo que más quiero es ganar la copa. Quiero salir campeón.

De los partidos que ya viste, ¿qué equipos te gustaron?

Vi un poco todos los partidos. El de Brasil, el de Colombia, que es nuestro próximo rival, el de Paraguay. Me parece que todos los partidos son iguales, como nos pasó a nosotros. Se dieron partidos muy trabados, en donde se hace muy difícil encontrar espacio. También se hace muy difícil jugar porque casi todas las selecciones agrupan mucha gente en el medio, de ahí que tampoco se vieron muchas situaciones de gol. Colombia, jugando casi 70 minutos con un hombre más, pudo ganar, pero sólo por la mínima.


Deja tu Comentario