2017-04-23 22:04 Especial Clásico Por: Administrador

Messi profana el Bernabéu con su gol 500 y una celebración que da la vuelta al mundo



Fede Peris El clásico del Bernabéu quedará para la historia como una victoria más, una de tantas, del Barça en el santuario madridista, ya acostumbrado a doblar la rodilla cuando el Barça se pasea por ahí. Pero esta vez quedará también para la historia la imagen de Leo Messi sacándose la camiseta ante un campo blanco y enseñando el blau y grana y el escudo del Barça para dejar claro quién es el mejor. ¡Memorable! Aún se recuerdan celebraciones en el Bernabéu como las de Luis Enrique y Piqué enseñando la camiseta al público merengue, o la de Puyol sacándose el brazalete con la señera y besándola. Leo Messi se ha unido hoy a la liturgia histórica de gestos inolvidables. Se ha sacado la camiseta, la ha extendido ante los aficionados y ha mostrado cuál es la camiseta ganadora después de profanar el Bernabéu con dos golazos, unidos al de Rakitic, y una actuación portentosa mientras su "rival" (?) Cristiano Ronaldo hacía un ridiculo estrepitoso colocándose bien el flequillo y poco más.

El toma y toma de Messi

Messi estaba hoy feliz. A punto de estampar su firma en el nuevo contrato que le ligará al Barça de por vida, Messi se dio el gustazo de anotar su gol 500 en el Bernabéu y lo celebró a lo grande. El Bernabéu, acostumbrado a aplaudir a Cruyff, Maradona, Ronaldo o Ronaldinho, hoy ha sido sometido por Leo Messi. Aunque los gaiteros de Florentino Pérez repartidos por la prensa radical y forofa, seguirán diciendo que el mejor es Cristiano Ronaldo. Ya se lo pueden quedar. Y por muchos años. Messi hoy les ha dado un "toma y toma", que los ha dejado tiesos. Ahora vendrá lo del llanto lacrimógeno y esas cosas que tan bien saben hacer en Madrid, en donde no aceptan de ninguna de las maneras conjugar el verbo perder. Al final se ha llevado la tarjeta amarilla por sacarse la misma camiseta, algo peligrosísimo. Más castigo que Marcelo por partirle la cara y hacerle sangrar y el mismo que se ha llevado Casemiro por salir al campo sin más misión que la de repartirle coces hasta agotarle.  

Deja tu Comentario