2011-02-21 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

Messi recupera el mando en el pichichi



Si juegas contra Leo Messi, lo último que puedes hacer es hacerlo enrabietar, ya que lo más seguro es que acabes quedando retratado en la próxima jugada. Eso es lo que ocurrió anoche en el Camp Nou.

Tras una primera parte discreta del argentino, donde se le vio más impreciso de lo habitual, arrancó la segunda con ganas de demostrar que es el mejor jugador del planeta. Por su cabeza se le pasaban las ocasiones mermadas en Londres, sus dos partidos seguidos sin ver puerta y sus ganas de resolver un partido que podía decidir media Liga.

Además, hubo otro aliciente que hizo encender aún más la rabia que acumulaba el astro argentino. Ya en la segunda mitad, Messi cogió el balón en uno de sus slaloms habituales. Parecía un caballo desbocado con la venganza en forma de gol entre ceja y ceja. Sólo una pierna podía pararlo, y así fue. Javi Martínez se interpuso en ese camino, haciéndole un penalti clarísimo que el árbitro no señaló. Minutos después, Leo Messi anotaba, tras una asistencia de Alves, el gol que certificaba la victoria azulgrana.

La rabia con la que lo celebró Messi demostró las ansias que tenía el argentino por marcar, y poner fin a la racha de dos partidos sin ver puerta, la más larga de la campaña siendo titular.

El día en que cumplía 250 encuentros con el primer equipo, el argentino desbancó además a Cristiano Ronaldo como máximo goleador de Primera División y, con 25 tantos, vuelve a liderar la Bota de Oro que defiende este curso.



Autor de 41 dianas en total, que pudieron ampliarse en el tramo final, la barrera azulgrana de los 47 que comparte con el recién retirado Ronaldo está cada vez más cercana.

Messi le mandó además, un mensaje a Cristiano Ronaldo, demostrando una vez más que tira del carro cuando su equipo lo necesita. Que siempre aparece cuando más se requiere, y que a diferencia del portugués, no marca sólo en los partidos contra equipos de segunda fila.


Deja tu Comentario