2011-03-21 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

Messi redondea su año como delantero con 60 goles



El barcelonismo deberá estar eternamente agradecido a Pep Guardiola. No sólo por los seis títulos logrados en una temporada, ni por el gran fútbol que practica, ni por la imagen que proyecta, y un sinfín de argumentos. Uno de los grandes logros de Pep Guardiola, ha sido liberar a Leo Messi de la banda derecha y convirtiéndolo en un falso ‘9’, otorgándole mayor protagonismo y participación en el juego combinativo del FC Barcelona.

Hoy se cumple un año desde que aquel invento dejó de ser una mera prueba, para convertirse en una realidad. Fue el 21 de marzo de 2010, cuando el equipo blaugrana visitó La Romareda y Pep sorprendió a todo el mundo ubicando a Messi como falso delantero centro. Messi logró un hat-trick anotando uno de sus mejores vistiendo al elástica del FC Barcelona. Empezaba la era del Messi más goleador.

Desde entonces, ha anotado 60 goles repartidos entre los 40 de Liga, 10 en la Champions, siete en la Copa del Rey y tres en la Supercopa. El cambio de posición en la pizarra ha hecho del astro blaugrana un delantero alejado de todos los cánones. Reúne el instinto goleador del mejor ‘9’ con la magia y la visión de juego del mejor ‘10’, en otras palabras, Messi se ha convertido en el futbolista total.

El argentino siempre ha reconocido sentirse más feliz en esta nueva posición: "Quizás estoy más en contacto con la pelota, mas cerca de los centrocampistas que son los que siempre manejan la pelota y el juego. Tengo más llegada desde atrás, veo más el arco. Sí, la verdad que es donde mas cómodo me siento".

Desde que se abandonó a Messi de la banda, el equipo cambió su estilo y modo de juego. Se sacrificó la posición natural del 9, que hasta entonces ocupaba Zlatan Ibrahimovic, para jugar con dos delanteros que puedan caer por las bandas y entrar hacia el centro. Fue entonces cuando llegó la irrupción de Bojan Krkic, quien sentó al delantero sueco, ya que Guardiola se dio cuenta de que Messi e Ibra eran incompatibles. El siguiente verano, se apostó por David Villa, un delantero centro que también puede caer en la banda, otorgando la máxima libertad a Leo Messi.

Esta temporada, con Pedro a la derecha y Villa a la izquierda, está rompiendo todos los récords. Y eso que ahora está en su peor racha liguera después de acumular tres partidos seguidos sin marcar.




Deja tu Comentario