2011-10-03 21:10 Real Madrid Por: Administrador

Messi sí que se tira



Mientras que desde la sectaria prensa culé se ataca sin piedad a Mourinho por hablar de los árbitros, Pep Guardiola parece tener bula papal para hacer lo que le dé la gana. “¿Qué tu equipo juega mal y gana por la mínima? No pasa nada, rajas de los árbitros y te quedas tan tranquilo”. Eso debió pensar ayer el técnico azulgrana cuando entró en rueda de prensa tras el triunfo agónico de su equipo ante el Sporting de Gijón.

Dejando a un lado si fue o no penalti sobre Messi, Guardiola se atrevió a juzgar la actuación arbitral, aunque como no, de forma sibilina. Mientras que Mourinho si tiene que decir algo lo dice sin más, el de Santpedor demuestra que a él se le da mejor lo de criticar y hablar bajito, como en los túneles de vestuarios. “No lo he visto pero todos deben saber que si Leo cae es porque le han tirado. Los colegiados lo han visto mejor que yo, pero deben saber eso", dijo ayer. O sea, un entrenador no ve una jugada pero se cree capaz de juzgarla...



Si con eso fuera poco, Guardiola jugó a estar por encima del bien  del mal tal y como le dejan en Barcelona.  “Si Leo cae es porque le han tirado”, sentenció. Palabra de Guardiola, palabra del señor, le faltó decir a algún periodista catalán en la sala de prensa. Y es que parece que todo lo que diga o hace Guardiola es lo correcto, que siempre dice la verdad, que nunca se equivoca.... pero las mentiras caen por su propio peso.

Dejando de banda si Messi sufrió o no ayer penalti, lo que está muy claro es que el argentino sí que se tira y no hay que ir muy lejos para demostrarlo. Tercera jornada de Liga: El Barça empataba en Anoeta y Messi entró al campo para intentar la remontada. Ese del que  en Barcelona dicen que es el rey del mundo fue incapaz de hacer nada para remontar el partido excepto una cosa: apelar al juego sucio. Viendo que los dos puntos se escapaban, el argentino realizó el piscinazo del siglo en el cuento de añadido y Mateu Lahoz justamente le amonestó con tarjeta amarilla por tirarse. Pero eso sí, como lo dice Guardiola noes verdad. Messi no se tiró en Anoeta, fue un rival invisible el que le atizó...


Deja tu Comentario