2013-05-02 13:05 Real Madrid Por: Administrador

Messi se borra de la remontada, no como Cristiano Ronaldo



Si Messi no estaba para jugar, ¿por qué estaba en el banquillo? Tito Vilanova intentó explicarlo en la rueda de prensa posterior al desastre de encuentro que cuajó su equipo: "Jugó en Bilbao porque se encontraba mejor. Le imprimió un cambio al equipo pero al final del partido porque notó sensaciones extrañas. No una lesión porque no es una lesión pero no se siente cómodo. Ayer se entrenó, hoy también…, pero no se sentía bien. Es un jugador explosivo y se podía romper. Así, tal vez no podía ayudar al equipo".

No parece demasiado coherente que si tu mejor jugador no anda fino y acaba de salir de una lesión muscular, le arriesgues en un campeonato en el que llevas tanta ventaja como en la Liga a pocos días de afrontar un encuentro de tanta exigencia como lo era el de ayer. El Real Madrid no usó ni un minuto a Cristiano ante el Atlético de Madrid, a pesar de tratarse de un derbi. Si Messi decidió jugar en Bilbao fue porque quiso.



Sin embargo, ¿por qué no quiso forzar anoche? Dadas las circunstancias, el Barça, teóricamente, aunque el Madrid dará guerra hasta el final en la Liga, no le iba a necesitar más en ningún choque que en el de ayer frente al Bayern. Contra el PSG le vimos jugar andando. También en la ida en Múnich. Pero ayer no quiso saltar al césped.

Todo esto lleva a una conclusión amarga y que escocerá al barcelonismo: ¿Se borró anoche Messi del partido? ¿Tan mal estaba como para no poder salir aunque fuese para jugar mermado? Su actitud refleja debilidad, justo lo contrario que la de un Cristiano Ronaldo que forzó hasta el límite de sus posibilidades, aun a riesgo de romperse, contra el Dortmund en el Bernabéu. También estaba lesionado. Pero no le importó.

Lo reconoció Vilanova y los hechos lo evidencian: Messi no quiso jugársela por su equipo y sólo en el caso de haber ido el partido favorable al Barça, habría salido unos minutos para ver si remataba la remontada y se llevaba todos los elogios. Salir para convertirse otra vez en el héroe, como ante el PSG, cuando el resto del equipo se había partido el pecho durante tantos minutos. Una actitud bochornosa del que se supone es el mejor del mundo para los azulgrana. Ha quedado retratado.




Deja tu Comentario