2014-10-06 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

Messi se reserva un alegrón para el clásico del Bernabéu



Fede Peris

Leo Messi tiene 2 años y 8 meses menos que Cristiano Ronaldo y ha marcado 39 goles menos que el goleador del Real Madrid, pero pese a ese hándicap con el tiempo, también ha dado 12 asistencias más, lo que confirma su condición de jugador completo de equipo por encima del vedettismo de carácter individual que adorna a otros. Lo cierto es que las estadísticas puras y duras indican que pese al ruido que se genera en Madrid con el carácter inhumano de las cifras de Cristiano Ronaldo, Messi y él mantienen el mismo promedio goleador en la Liga desde que el portugués llegó al Real Madrid. Desde la temporada 2009-10 Messi ha jugado 175 partidos y ha logrado 195 goles. Cristiano Ronaldo ha jugado 171 partidos y ha conseguido 190 goles. El promedio de ambos es el mismo: 1,11 goles por partido, aunque por la resonancia mediática parezca que no hay en la faz de la Tierra otro futbolista como la vedette de Pérez.

La cuestión es que Leo Messi tiene detrás una trayectoria que le avala y que le permite estar a las puertas de batir el imbatible récord goleador de Telmo Zarraonaindía en la Liga española desde 1940 a 1955. El gran goleador vasco anotó 251 goles. Messi está en 249 y con muchas temporadas por delante para dejarle atrás, muy atrás. De hecho, a los 27 años se encuentra en el mejor momento de la carrera de un futbolista, lejos todavia la pendiente hacia abajo que se inicia a los treinta, la edad que está a punto de cumplir Cristiano Ronaldo.



Messi se estrenó como goleador el 1 de mayo de 2005, con 17 años,  con un auténtico golazo de vaselina a Toño, un gol parecido al último que logró el sábado en Vallecas. Y es que Messi es así, convierte lo extraordinario en normal. El problema, si es que se le puede llamar problema, es que Messi podría llegar al Bernabéu con el récord batido, pues antes el Barça se medirá al Eibar en el Camp Nou, en lo que se prevé un partido propicio para la llegada de los goles.

De todos los rivales del Barça el que mejor se le da a Messi es el Real Madrid, al que ya le ha marcado nada menos que 21 goles. Los tres últimos los consiguió el pasado año en su última visita, que el Barcelona de Tata Martino resolvió con un contundente 3-4 favorable. Así consigue Messi sus hat tricks, frente a los grandes. De la misma manera que le hizo cuatro goles al Arsenal y cinco al Bayern Leverkusen, rival del Real Madrid en una final de Champions League.

De los 21 goles que le ha endosado al Real  Madrid, 12 los ha conseguido en el Bernabéu. Es decir, que Messi nunca se arruga en el feudo blanco y los insultos le sirven para motivarse. El hat trick del pasado año pone los pelos de punta en la clase mediática de Pérez, que de aquí a la fecha del partido le va a perseguir con insidias para tratar de hacer fuera del campo lo que Pepe no consigue sobre el césped... ni con pisotones ni con salivazos.



 

 


Deja tu Comentario