2011-12-11 01:12 FC Barcelona Por: Administrador

Messi se vuelve a comer a Cristiano Ronaldo



Una vez más, ha sido un duelo desigual. Una vez más, Leo Messi le ha ganado la partida a Cristiano, Una vez más y van... Lo de Cristiano Ronaldo esta noche en el Bernabéu ha sido realmente patético, Ni entró en juego, ni se echó al equipo a la espalda ni generó ninguna sensación de peligro. De hecho, el Madrid prácticamente jugó con diez porque el portugués se mostró absolutamente inoperante.

En cambio Leo Messi salió enchufadísimo desde el primer momento. Dio la asistencia del gol del empate a Alexis con una obra maestra de las suyas e inició la jugada del gol de Cesc que cerraría el marcador. Los defensas del Madrid le dieron de lo lindo, pero nunca le perdió la cara al partido. Leo intervino mucho en el juego ofensivo de su equipo. Se ofreció constantemente, se movió sin balón, buscó espacios y supo encontrar a sus compañeros con paredes y triangulaciones. Trabajó de manera incesante, recuperó balones, bajó a defender y corrió para cerrar espacios cuando era el Madrid quien tenía la pelota.



Cristiano Ronaldo se movió como un alma en pena. Impotente ante el cerco al que le sometió Puyol, no encontró más recurso que tratar de engañar al árbitro simulando faltas. Qué pena de futbolista. ¡Y además se cree el mejor! Pero no es culpa suya, sino de quienes se lo han hecho creer. 

En el último clásico sólo ha dado 11 pases en buenas condiciones, por 39 Leo Messi. El dato lo dice todo. El portugués apenas tuvo incidencia en el juego de su equipo mientras el argentino fue decisivo en la victoria del Barcelona. Si a alguien le quedaba todavía alguna duda sobre quién ganará este año el Balón de Oro, después de ver a uno y a otro en el Bernabéu las dudas quedarán despejadas. Incluso Xavi demostró al mundo -500 millones de personas vieron el partido- que merece mucho más que el portugués el Balón de Plata.

No se puede vivir del marketing, el fútbol es cruel y exige rendimiento constante. Cristiano Ronaldo quiere vivir de sus goles -muchos de ellos de penalty- y afirmarse como el mejor. Pero para ser el mejor hace falta algo más. Hace falta ser como Messi, que sabe tirar de sus compañeros y empujarles hacia la victoria en los grandes choques, Cristiano Ronaldo ha desperdiciado una gran oportunidad para seguirle la estela a Messi. Ahora ya no la sigue, está demasiado lejos. La mediocridad de su juego ya no da para compararle con el mejor futbolista de todos los tiempos. Suena a sacrilegio, porque Leo es otra cosa, es de otra dimensión.




Deja tu Comentario