2012-09-10 23:09 Real Madrid Por: Administrador

Messi sangrará al Barça con una subida de sueldo



El diario 'El Confidencial' ha podido confirmar que Messi lleva tiempo teniendo conversaciones secretas con Sandro Rosell para exigirle al club de sus amores una subida salarial que le coloque en el 'Top' de futbolistas mejor pagados del mundo. Actualmente cobra 10,5 millones de euros limpios por temporada, medio millón más que Cristiano, pero está lejos de los sueldos de jugadores como los ex azulgranas Ibrahimovic (13) o Eto'o (20). Quiere más.

Messi es la imagen mundial del Barça. Considerado por muchos entendidos como uno de los mejores futbolistas de la historia, es idolatrado por club y afición casi como a un Dios. Muchas veces le colocan incluso por delante de las estrellas nacionales de la entidad, como Iniesta o Xavi -basta observar cómo promocionaron su candidaturas para los dos últimos Balónes de Oro que acabó ganando en ambas ocasiones, en las que competía con Xavi (2010 y 2011) e Iniesta (2010). El Barça prefirió que se publicitara a un argentino por encima de dos españoles, uno de ellos catalán. Curioso.- Pero eso no le basta. Al fin y al cabo, por encima de títulos colectivos y personales y reconocimiento planetario, exige más pasta.



Y es que al final, por mucho que el Barça quiera ocultarlo, resulta que Messi se comporta como cualquier otra estrella mundial. Por mucho que duela al barcelonismo su amor por los colores azul y grana tiene un precio, como casi todo en el fútbol y aquellos que han aprovechado el caso Cristiano para tachar al portugués de pesetero y egoísta tendrán que afrontar el hecho de que tienen en casa a uno que es básicamente igual. Cristiano y Leo, tan diferentes en muchos aspectos, comparten una lucha común: Ser el número uno. Y en eso también cuenta el parné.

Curiosamente, tal y como recuerda el rotativo, ambos firmaron un contrato por última vez casi al mismo tiempo. Ninguno ha visto mejorados sus emonumentos desde 2009 y los dos quieren que eso cambie. La diferencia está en el estilo. Cristiano, del que ni siquiera se puede decir con seguridad total que uno de los motivos de su tristeza sea la ausencia de una renovación (que, además, no busca una mejora económica sino más reconocimiento por parte del Madrid, algo que en la caverna culé intentan dar la vuelta), ha preferido hacerlo "público". Messi hace gala una vez más de su falsa buena imagen exterior, que cada vez es menos creíble. Prefiere quedar como un señor de puertas para afuera e intentar "sangrar" a su club por la puerta de atrás. Gran gesto de señorío y valores por parte de un futbolista al que de vez en cuando se le escapa algún desliz que denota su verdadero carácter, como alguna patada brutal sobre algún canterano por despecho, alguna bronca en mitad de un partido por no pasarle el balón o algún pelotazo sin sentido a la grada del Bernabéu.

El Barça, que no puede permitirse el lujo de que todo esto se sepa y debe salvaguardar su imagen de "seny", ha querido disfrazarlo mediante el anuncio a bombo y platillo de un contrato vitalicio para el albiceleste. Lo que quiere es tapar la verdad: Que Messi, como cualquier otro, quiere más dinero. Pero seguirán criticando lo que sucede a kilómetros de distancia sin preocuparse de sus propios problemas, que los tienen, y bastante grandes. 




Deja tu Comentario