2013-02-17 20:02 FC Barcelona Por: Administrador

Messi vale por Cristiano, Higuaín y Benzema juntos



Con el doblete obtenido en Los Cármenes Leo Messi alcanza la cifra de 37 goles en el campeonato de Liga. Cristiano Ronaldo (24), Higuaín (8) y Benzema (6) juntos apenas suman un gol más. A este dato hay que añadir que a nivel de asistencias a sus compañeros, Leo está también muy por encima de los madridistas. Esta es la cruda realidad. La inferioridad blanca ante el mejor futbolista de la historia es evidente en el terreno de juego, por eso el aparato de propaganda y distracción que tiene montado Florentino Pérez entre sus medios de comunicación afines, necesita inventar historietas de tebeo para tratar de echarle agua al vino de los éxitos del argentino.

Pero Leo no habla en los túneles de vestuarios ni en los parkings, donde habla Messi es sobre el césped, y ahí es donde más duele. Por muchas historias que inventen, no conseguirán frenar su talento innato como futbolista. Es más, sólo lograrán encabritarle más para que, por ejemplo, en el doble duelo pendiente con el Real Madrid en los próximos quince días, el argentino salga extramotivado con ganas de no conformarse con tres goles si le puede meter cinco al Real Madrid.



Mientras tanto, el eterno aspirante al Balón de Oro sube enteros para quedarse así de por vida, en eterno aspirante. Seguirá marcando goles maravillosos que no sirven para ganar títulos, pero que a su club de fans de periodistas les sabrán a gloria y les permitirá llenar portadas y horas de programación, aunque su realidad, como la de Messi, sea la misma: cuatro años y tres títulos. Muy pobre balance para quien vive obsesionado por ser mejor que el mejor.

Messi va a más y Cristiano Ronaldo va a menos. El pasado año por estas fechas Cristiano Ronaldo encabezaba la tabla de pichichis con 29 goles (10 de penalti) y Messi estaba por detrás con 28. Al final Leo sería el pichichi batiendo todos los récords y dejando su marca en 50 goles, un cantidad que sólo él puede batir. De hecho le quedan 14 partidos para anotar 14 goles. Una cifra que está a su alcance.  La triste realidad del Real Madrid es que cuanto más peso tiene Cristiano en el equipo, menos papel tienen los demás, y eso se traduce en una temporada desastrosa y liderada por el portugués.


Deja tu Comentario