2013-04-10 23:04 FC Barcelona Por: Administrador

Messi y Adriano, cara y cruz para las semifinales



Tito Vilanova apostó por improvisar a Adriano en la posición de central. Adriano vio la tarjeta amarilla y salió del campo lesionado. Una cosa es segura, no jugara el primer partido de las semifinales. O bien por la lesión que se produjo en su reaparición o bien, simplemente, porque la tarjeta que le enseñó el árbitro por una dura entrada sobre Lucas Moura, también hubiera impedido su participación.

En cambio Leo Messi, que fue rerservado y no salió en el once titular, tuvo que entrar en juego en el minuto 62, cuando la eliminatoria estaba en contra y, afortunadamente, contribuyó a resolver su suerte cambiando la fisonomía del equipo y participando en la elaboración del gol que significaría el empate y la clasificación para su equipo. Empezó un tanto nervioso, evitando el contacto con el rival y tratando de preservar su pierna, pero a medida que pasaban los minutos se fue soltando y volvió a ser el de siempre.



Sin embaergo, Leo dio un susto de muerte al cuerpo médico blaugrana porque notó un pinchazo en el muslo después de una de las carreras que realizó ante el PSG. Los médicos han decidido su descanso para la próxima jornada ante el Zaragoza, pero su presencia dentro de quince días en las semifinales de la Champions está asegurada. Por cierto que los médicos no pudieran atenderle como era su deseo al término del partido porque Leo tuvo que volver a pasar un control antidopaje programado por la UEFA. Uno más. En París, en Barcelona, en la Ciutat Esportiva...


Deja tu Comentario