2015-04-08 22:04 FC Barcelona Por: Administrador

Messi y Luis Suárez acaban con el muro andaluz (4-0)



Juanma Álvarez

Un FC Barcelona lleno de rotaciones salió dispuesto a finiquitar el partido por la vía rápida. Con un centro del campo inédito donde Sergi Roberto les guardaba las espaldas a unos Xavi y Rakitic más liberados, el Barça buscó el gol en los primeros instantes. Precisamente el croata fue el encargado de dominar en los primeros minutos de juego en la cancha y de sus botas salieron dos ocasiones que a punto estuvieron de culminar en gol.



La primera fue un pase diagonal suyo que encontró las botas de Luis Suárez pero el charrúa no supo aprovechar y el segundo un disparo del croata desde fuera del área que se fue cerca del arco defendido por Julián.

El Almería, entrenado por un Sergi Barjuan que volvía al Camp Nou, esperaba su momento y apunto lo tuvo cuando Thievy y Wellington se inventaron una jugada de la nada pero el chut del último acabó lejos del arco defendido por Bravo. Un espejismo pues los blaugranas siguieron dominando el encuentro y dispusieron de cinco córners en la primera media hora de juego.

Pero cuando parecía que el equipo de Luis Enrique se encontraba más atascado en el césped, apareció el de siempre. Apareció el mejor jugador del mundo para recibir una pelota inofensiva en la banda derecha que él mismo se encargó en transformar en mortífera. Tras caracolear al borde del vértice del área, el astro argentino Leo Messi se inventó un disparo inapelable ante el que nada pudo hacer Julián. Un gol para demostrar quién es el mejor y para romper de una vez por todas con el muro andaluz.



En la segunda mitad las cosas siguieron de la misma manera, con un Barça que lo intentaba y un Almería muy defensivo. Las primeras ocasiones llegaba desde la esquina donde Leo Messi ponía un centro que Luis Suárez peinaba pero Marín despejaba a córner. Los azulgranas achuchaban y Pedro aparecía tanto por banda derecha como izquierda.

En una de éstas el canario se iba del lateral Ximo Navarro y ponía un centro a la frontal del área donde aparecía Adriano que chutaba y Julián blocaba sin problemas. El tinerfeño parecía querer reivindicarse en este segundo tiempo y volvía a tener otra ocasión. Esta vez era Suárez quien centraba y Pedro quien estaba a punto de llegar a su centro, que despejaba in extremis Julián.

Con un Almería que seguía sin ofrecer nada, Luis Suárez se hartó y decidió deleitar al respetable blaugrana con un golazo que limpió las arañas de la escuadra andaluza. El charrúa recibía en la derecha y avanzaba diez metros para, ya dentro del área fusilar al portero del Almería. Se hacía justicia de nuevo en el Camp Nou.

Tras el tanto el Barça siguió dominando. Pero jugando con el resultado a favor, y tras cambiar a Alves y Rakitic por Montoya y Rafinha respectivamente, se relajó ante la inoperancia visitante. Sólo Pedro parecía querer despertar a los culés de su letargo pero se encontró dos veces con los reflejos del meta visitante.

Sería Marc Bartra quien acrecentaría la leyenda de este Barça de Luis Enrique en las jugadas a balón parado. Un centro perfectamente puesto al corazón del área pequeña por Xavi Hernández daba con la cabeza de un Bartra que cada vez que puede demuestra lo buen jugador que es.

Con todo ya sentenciado, Pedro recibe la pelota en el extremo del área, se introduce con una velocidad desmedida en ésta y ante la salida de Julián decide centrar a la derecha a un Luis Suárez que sólo tiene que empujar el esférico. Gran acción del chicharrero que cerraba así, y en el último minuto de partido, un regreso triunfal al once titular.

Tres puntos más para un Barça muy sólido que, a la espera del Madrid-Rayo, se sitúa a siete puntos del segundo clasificado. 


Deja tu Comentario