2015-11-19 21:11 Real Madrid Por: Administrador

Messi ya ha decidido cuál será su papel en el Clásico del Bernabéu



Está para jugar. Le falta ritmo, pero físicamente está bien, la lesión está olvidada y en la cabeza no tiene otra cosa que jugar el Clásico. Incluso no estaba dispuesto a aceptar la propuesta de Luis Enrique de iniciar el partido en el banquillo, como ya sucedió en el Calderón, para salir en la segunda mitad con el fin de resolver el partido. Algo ha pasado en las últimas horas que le ha hecho recapacitar y aceptar su condición de suplente de salida en el próximo Clásico.

Su hermano Matías le ha acabado de convencer. Argentina es un clamor contra él por renunciar a jugar los dos partidos clave de la albiceleste esta semana ante Brasil y Colombia para dedicarse a recuperarse de su lesión de cara al clásico. Abundan en su país, especialmente en los medios periodísticos, las voces que le acusan de haberse borrado de la selección para cumplir con el Barça. Y por ahí no pasa. Su hermano ha tenido que enfrentarse a las críticas a través de twitter y él no está dispuesto a abonar esas teorías.



Por eso lo más prudente para él es asumir que todavía no está al cien por cien y salir a jugar en la segunda parte del clásico. De esta forma, sus compatriotas podrán confirmar que hubiera sido muy precipitado jugar ante Brasil y Colombia en la última semana y que incluso ni en el Barcelona estaban convencidos de su total recuperación, de ahí las precauciones del técnico en la confección de la alineación. No es la solución que más satisface a Messi, que está convencido de que podría jugar de salida sin problemas. Sin embargo, sí es la solución más política para acallar las voces en su contra que se han levantado en su país.


Deja tu Comentario